Caída o resbalón

Caída o resbalón

No es difícil hoy día sufrir una caída en la calle, suceso por lo que hace unos años normalmente no se buscaban responsables. El otro día comentándolo con un compañero me decía que las reclamaciones por caídas en la calle o en centros privados han proliferado exageradamente. 


Estas caídas, en muchas ocasiones son fortuitas, no existiendo una responsabilidad del titular de la vía publica, pero en otras ocasiones sí son consecuencia de una imprudencia, negligencia o mal estado de conservación de calles o mala señalización.

Podemos reclamar gracias a un Real Decreto que nació en el año 1993 y que obliga a los Ayuntamientos a abonar los daños por caídas en las vías públicas, siempre y cuando podamos demostrar que hubo cierta dejación del Consistorio que permitió la existencia o permanencia de un defecto en el acerado. 


Y ahora bien, ¿podemos reclamar a nuestro Ayuntamiento por "la caída" del Plan General de Ordenación Municipal (PXOM) de Ourense y el vacío legal que sufre el urbanismo local desde hace cinco años? Nos podemos preguntar si en la anulación provisional del plan de urbanismo por no exponerlo públicamente se dan las mismas circunstancias que obligan a indemnizar al propio Ayuntamiento en otras "caídas", es decir: cierta dejación o permanencias de defectos, como por ejemplo el mencionado trámite de información pública. 


No quiero entrar en la cuantía de indemnización, pero me da que puede ser importante, sobre todo si los vecinos / votantes nos ponemos a reclamar indemnizaciones por los proyectos que han hecho aguas por la falta de PXOM: Hotel termal, vieja prisión provincial, la prometida posada termal, etc.


 Y mientras PSOE, Ourensen en Común y Democracia Ourensana avanzan un calendario de encuentros para cambiarse o, mejor dicho, intercambiarse, de sitios y de puestos. Bueno, no nos queda otra que salir adelante con lo que tenemos y los que nos representan.