Tiempos de calor y tormentas

Tiempos de calor y tormentas

Estrenamos verano, tiempo de calor y tormentas. En estos días estivales las autoridades sanitarias se encuentran en alerta por el riesgo que supone la repentina inestabilidad atmosférica. Trombas de lluvia y granizo incrementan las posibilidades de lesiones, accidentes e inundaciones. El agua, tan necesaria para la vida, a veces pasa de aliado a enemigo en cuestión de segundos.

La prevención de los efectos indeseables del calor constituyen otro caballo de batalla a la hora de evitar problemas para nuestra salud. En esta ocasión, hidratarse correctamente resulta especialmente recomendable, sobre todo para aquellas personas más frágiles, como enfermos crónicos (con patologías cardiovasculares, respiratorias, renales, mentales, diabéticos, hipertensos y obesos), personas mayores (de edades más avanzadas) y niños (sobre todo los menores de 5 años). El aporte de líquidos en general, agua fresca, zumos de fruta naturales (los artificiales contienen cantidades de azúcar poco recomendables) y ciertos tipos de bebidas deportivas con sales minerales, son muy útiles para combatir la deshidratación. Por el contrario, las bebidas muy calientes o el alcohol deberían evitarse, así como las comidas copiosas y pesadas. Mejor menús ligeros más apetecibles, que contengan abundancia de frutas y verduras. Es el tiempo de ensaladas y la creatividad.

La exposición directa al sol durante períodos de tiempo prolongados, así como dilatar nuestra estancia en lugares calurosos y poco ventilados, al igual que vestirnos con prendas de ropa inadecuada que disminuyan la transpiración corporal, son otros tipos de comportamientos que debemos evitar cuando el calor aprieta.

Por último, desafortunadamente, durante el período estival se incrementan las posibilidades de accidentes en las zonas de baño. El año pasado, a principios del mes de agosto, España batía records de personas muertas por ahogamientos: 305 víctimas (la mitad de las fallecidas en accidentes de tráfico) y un 14.5% más que en el mismo período del 2016. Obviamente, aquellas comunidad autónomas con más kilómetros de costa encabezaban aquel macabro ranking, con Andalucía en primer lugar, seguida de Galicia (45 defunciones, un 14.8% del total), Canarias y la Comunidad Valenciana. Una vez más, los jóvenes menores de 17 años y los niños, fueron las personas más vulnerables, necesitando de una especial atención en playas, ríos y pantanos, pero también las piscinas, sobre todo en las particulares que no cuenten con la presencia de socorristas. Cuando nos preguntan cuál es nuestra estación del año favorita, muchos contestamos que el verano. Hagamos caso a las recomendaciones de los expertos para poder sacarle todo el partido al placentero clima bonancible, potenciando nuestra salud, previniendo la enfermedad y de paso también evitando la muerte.