Hablan las gradas

Hablan las gradas

Hace muchos años, desde aquellos intensos encuentros en la ACB de la década de los noventa, que no se vivía un derbi entre el COB y el Breogán con la importancia y el interés. El mismo tiempo que hace que las gradas de la instalación ourensana no presentaban una asistencia y un ambiente como el que rodeará el encuentro. Ese será el otro partido. Un partido entre aficiones que, en sana rivalidad, competirán en apoyo a sus equipos. Pero a diferencia del que se jugará en la cancha, en el encuentro de las gradas no habrá un perdedor. Ganarán todos. Porque ganar es que en Ourense y en Lugo retorne el protagonismo que siempre tuvo el baloncesto. También que ambas aficiones, orgullosas de sus equipos, miren hacia la ACB sin que necesariamente tenga que ser un sueño o un recuerdo de tiempos mejores.
Un buen trabajo en ambas entidades han colocado a Ourense y Breogán en su mejor situación deportiva desde hace muchos años y el primer resultado, no lo duden el más importante, es el inmediato y masivo respaldo de sus aficiones. Por eso, hoy ganaremos todos. Porque ver las gradas del Pazo será un triunfo y una fiesta del baloncesto gallego pero sobre todo una señal del camino que para ambos equipos no debe de tener retorno. Un camino que solo les puede llevar de nuevo a la ACB.
Después estará la cancha. Y ahí, claro, solo ganará uno y ese será el que siga peleando con Burgos por la primera plaza, es decir por el ascenso directo. Pero ni uno ni otro, ni vencedores ni vencidos deben olvidar que después de la fase regular vienen unos play off que tienen exactamente el mismo premio que la fase regular. Y el mismo destino. Ese destino que ya es irrenunciable tanto para Ourense como para Breogán. Y si alguien lo duda que mire hoy hacia las gradas.