Descompresión

Han pasado dos años desde que dejó la alcaldía de Zaragoza y quiere reintegrarse a la carrera judicial tras el periodo de descompresión de la política, que no ha abandonado desde que fue nombrado biministro de Interior y de Justicia por Felipe González. Demasiado tiempo y demasiada política para volver a vestir la toga sin ser señalado y expuesto a ser recusado en según qué casos. Por ese motivo y con buen criterio no opta al juzgado de la Audiencia Nacional que va a dejar el juez Eloy Velasco, instructor del caso Púnica y del Lezo, que por antigüedad podría conseguir. Además de imparcial el juez debe parecerlo, ha venido a decir Belloch, que no se oculta bajo el manto de la independencia, al contrario que otros jueces o fiscales que hacen carrera bajo la protección de un partido político. Ejemplos recientes los hay en abundancia.