Misterios

Una de las grandes aportaciones de la ciencia es la de acabar con el pensamiento mágico, con la superchería, con la interpretación sobrenatural de los fenómenos físicos. Sí, el mundo es más aburrido después de que un teorema o una investigación deshaga un efecto ilusorio. Aunque hay fenómenos que se resisten a la interpretación científica, o hay tantas que se anulan unas a otras y dejan que el mito perviva. Unos investigadores han dado, dicen, con la explicación definitiva de la enigmática sonrisa de La Gioconda. En este caso estaría relacionada con un padecimiento de hipotiroidismo. Pero hay tantas explicaciones médicas sobre el rictus de Lisa Gherardini como especialidades se encuentran a la entrada de un hospital, de tal forma que las dolencias que parecían incuestionables ayer, desde las cardíacas a la artrosis hoy tienen otro diagnóstico. Más que una obra de arte parece que Leonardo donó el retrato de Mona Lisa a la ciencia que no acaba de dar con el diagnóstico.