No era Nóos

Estaban los independentistas catalanes muy enfadados porque la sentencia del ‘caso Nóos’, que ha sentenciado en firme a Iñaki Urdangarín, por una serie de delitos relacionados con la corrupción porque ha sido hecha pública el mismo día que la policía realizaba registros y dos detenciones para averiguar cómo los organizadores del 1-O se habían hecho con el censo electoral y que un juez de Barcelona considera que se hizo de forma ilegal, y aquellos que es parte de la persecución a la que están sometidos. La sentencia, por su importancia, es capaz de eclipsar cualquier otra noticia. Pero se equivocan los independentistas: lo que ha hecho que la noticia de los registros pase desapercibida ha sido el fichaje del seleccionador nacional de fútbol, Julen Lopetegui por el Real Madrid. Eso sí que ha sido un bombazo. Urdangarín, al fin y al cabo, ya estaba condenado en primera instancia judicial y socialmente no digamos.