Pelo

A Ciudadanos el viento le sopla de popa y se desliza por las encuestas por encima de las olas y de todos sus competidores de tal forma que de bisagra ha pasado a tener el carné de baile lleno de citas y poder elegir pareja.  A la vista de sus posibilidades de convertirse en partido de gobierno también sus líderes han comenzado a prepararse para sus altas responsabilidades, si los votantes así lo deciden. Dicen que Albert Rivera algo se ha hecho para aumentar el pelo de la cabeza y disimular sus entradas, y otros líderes de su partido se han recortado la barba y parece que han pasado todos por una agencia de imagen, porque esta es determinante en un mundo en el que cuenta más la forma que el fondo, y la juventud ligada a la seriedad sigue siendo un valor determinante para atraer el voto. Jugar con la melena es un truco habitual, ahí está el misterio del pelo negro de la cabeza y la barba cana de Mariano Rajoy.