Vacunas

Ras autoridades sanitarias tiene muchos enemigos entre quienes sin ninguna base científica, y apoyados por descerebrados que utilizan todos los altavoces a su alcance, se apuntan a los argumentos de las pseudociencias para difundir bulos, que afortunadamente por ahora no calan lo suficiente entre la gente como para originar un problema colectivo grave, aunque los causa individualmente. Entre los bulos más extendidos hay uno relacionado con los posibles efectos adversos de las vacunas que han erradicado o controlado enfermedades mortales. Pues bien, el 98% de los padres españoles siguen el calendario de vacunaciones de sus hijos y se muestran blindados contra las mentiras médicas, mientras confían en los profesionales. Tanto como que a la menor tosecilla del infante acuden a los servicios de urgencias. Hombre, y tampoco es eso.