Júbilo

Cuando mis ojos lloren el agua de mi vida entera, mis manos no embriden los recuerdos, y mi cuerpo se adelgace en tierra quiero que mi voz no sea un fúnebre lamento; sino, una fresca canción…,una celebración de lo que fue todo esto.