Alberto Magno

Hace unas semanas un comentarista de la Ser, no recuerdo quién fue, mencionó sin querer a un tal Pablo Rivera. Rectificó de inmediato al darse cuenta del error. Fue una confusión verbal suya, pero a mí al final no me quedó claro si se refería a Pablo Casado, a Albert Rivera, o a los dos a la vez. Unos días después Pedro Sánchez o Pablo Sánchez o Pedro Iglesias que ya no sabemos quién es quién, acusó a Pablo Rivera o a Albert Casado de ser mellizos a los que les ha salido de pronto un trillizo, un tal Santiago Abascal. Para colmo el tal Pedro Iglesias o Pablo Sánchez o lo que sea decidió romper relaciones con Albert Casado o con Santiago Iglesias, que esto empieza a ser un sindiós como el final de "Amanece que no es poco" del gran José Luis Cuerda, alguien cuyo nombre y apellidos sí podemos recordar todos sin confundirnos.

 Todo esto es difícil de seguir y los españoles empezamos a necesitar unos cuantos cuadros sinópticos y árboles genealógicos para entenderlo más o menos. Pero por lo que yo he podido colegir, en este país tenemos un único político. Solo uno que, al estilo de los aristócratas o de los miembros de la realeza, se llama Pedro Pablo Alberto Sánchez Santiago Rivera Casado Abascal Iglesias de Todos los Santos. Vamos, más o menos como la infanta Leonor solo que en chico.

 Lo de ponerle al niño o a la niña catorce nombres y acabar con "y de Todos los Santos" es todo un hallazgo. Los pobres le ponen al niño Luis o Juan y punto. Pero los ricos le ponen catorce nombres. Yo si hubiera tenido un hijo también le hubiera puesto catorce nombres para acabar con "y de Todos los Santos". Claro que pensándolo bien resultaría absurdo porque si el niño es "de Todos los Santos" no necesitaría ninguno de los nombres anteriores ¿no creen?

El caso es que según se ve nuestros políticos son también de Todos los Santos: San Pedro, San Pablo, Santiago (no se sabe si el Mayor o el Menor), o San Alberto por citar algunos. 

 Por cierto que San Alberto, un santo del que yo no sabía nada hasta ayer, según la Wikipedia fue obispo, teólogo, geógrafo, filósofo, químico y una larga lista más de cosas extraordinarias. La verdad es que no entiendo porqué no le dieron el Nobel. Se lo merecía más que Madame Curie. Además la Wiki precisa también que la humildad y pobreza de San Alberto fueron proverbiales, lo que no casa en absoluto con lo anterior. En fin. Yo no sé nada de eso. Doctores tiene la Iglesia, San Alberto entre ellos, creo. Pero si el tipo fue obispo, teólogo, geógrafo, filósofo y químico me resulta difícil entender que fuera humilde y pobre. Yo creo que deberíamos hacerlo presidente. Nos quedaría genial en la ONU y en otras instituciones internacionales: San Alberto Magno, presidente de España.