A dos velas

Administrar situaciones de pobreza cuenta con la ventaja de que son pocos los que se atreven a levantar la mano para denunciar su caso por vergüenza. El director xeral de Enerxía le pone una nota "muy positiva" al programa de ayudas de la Xunta para combatir la pobreza energética, aunque de los 40.000 potenciales beneficiarios que cumplen los requisitos económicos, sólo 7.800 hogares gallegos se han beneficiado desde 2014 hasta el primer trimestre de este año. Ante la pregunta de la diputada nacionalista Noa Presas en la comisión de Economía del Parlamento, Ángel Bernardo Tahoces cifró en "un millón de euros los créditos destinados a tal fin". La cantidad es ridícula en comparación con el calibre ético de un problema que acaba trasladándose a Cáritas, en donde no es necesario rellenar la solicitud de la ayuda en la página web como impone el Gobierno de Feijóo.

Existen dos tipos de ayudas. El tique eléctrico, con una aportación de 130 euros anuales –300 en caso de familia numerosa– para aliviar el coste de la luz; y las ayudas a familias en situación de vulnerabilidad para evitar el corte del suministro energético con un importe máximo de 200 euros y dos facturas al año. La condición económica para ser beneficiario es que los ingresos totales del hogar no superen los 6.390 euros al año que marca el Indicador Público de Renta de Efectos Públicos (IPREM), pero el pasado ejercicio la Xunta presupuestó 2,1 millones de euros y acabó trasladando 200.000 euros del tique eléctrico a la iluminación de la Cidade da Cultura argumentando que había recibido menos solicitudes de las esperadas.

En este tipo de actuaciones la propaganda se impone a la solidaridad. Queda muy bien proclamar que se ha destinado un millón de euros a combatir la pobreza energética, pero tomando la cantidad facilitada por el secretario xeral de Enerxía en sede parlamentaria, una sencilla cuenta nos dice que durante estos tres años a cada hogar 'agraciado' le ha tocado un premio de 128 euros. Resulta un poco más de tres euros al mes por familia. ¿Cuántas lavadoras se pueden poner con esa cantidad? ¿Cuántas horas se puede mantener el brasero encendido? Quizá alcance para enviar la solicitud por internet. Después, a dos velas.