"El día del hombrecito"

"El día del hombrecito"

Sobran razones históricas para la huelga feminista convocada con motivo de la celebración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. En la actualidad también abundan los motivos para secundar y defender el paro mientras no se logre la igualdad de género plena y no se resuelvan desmanes como la brecha salarial, la violencia machista o la cosificación y mercantilización de la mujer...

Y aunque en los últimos años se ha avanzado más que en siglos, donde todavía se encuentran las mujeres en algunas partes del mundo, partidos con poso conservador como PP o Ciudadanos han cometido la torpeza de sentirse aludidos por la huelga en vez sumarse a una reivindicación internacional con el objetivo de que esta sociedad continúe avanzando hacia la igualdad. Y así llevan varios días de dichos y desmentidos mientras cruzan los dedos para que pase la jornada sin meter más la pata de lo que ya han hecho, sobre todo un par de ministras. 

También hay muchos hombres implicados y a favor de esta lucha que no comprenden haber sido excluidos de la convocatoria. Un colega, corresponsable de hecho y no de boquilla, con el que a diario nos cruzamos mensajes sobre la comida que en poco tiempo estará al fuego mientras van cayendo las tareas domésticas, manifestó ayer su perplejidad por el tono de algunos mensajes. Y él no es sospechoso de destilar machismo ni siquiera con los amigos en el abrevadero. "Dentro de nada habrá que exigir el 'día del hombrecito' porque todo el mundo se olvida de nosotros.

Trabajo como mi mujer, hago la comida y me ocupo de la casa porque el horario me lo permite, sólo me ha faltado amamantar a los hijos y siento que me están metiendo en el mismo carro que los salidos mentales o los asesinos de mujeres por ser hombre. Se está conduciendo el debate hacia un punto equivocado y hacia unos extremos que pueden ser contraproducentes".


Sus reservas ante la huelga también son comprensibles porque es de los que cree que primero está la persona y que el respeto se consigue con educación. Hoy las mujeres celebran su día y la primera huelga laboral a la que muchos hombres lamentan de veras no haber sido invitados. Paran las mujeres para llegar más lejos por un camino compartido.