La maternidad de las yayas

La maternidad de las yayas

Lo mejor de una implacable gripe que te noquea durante tres días es que te impide estar pendiente de lo que sucede. Y si tienes la chorra de sacudirte el virus sin pasar por Urgencias puedes considerarte un enfermo afortunado. Lo peor es que el empacho para ponerte al día te puede dejar malherido de realidad. Galicia también continúa estable, aunque no a la manera que el presidente Feijóo intentó vender la semana pasada en Madrid para promocionarse él o en el viaje comercial de tres días que ha realizado por Israel para atraer inversores por las facilidades que concede la reciente Ley de implantación empresarial. 

Argumentó que su objetivo es sólo el negocio para eludir las cuestiones sobre el conflicto Palestino, un pueblo necesitado de reconocimiento y cariño, y a la espera de las explicaciones sobre el resultado de la misión o la conveniencia del destino en sede parlamentara, hoy a su regreso se encontrará con que la  manifestación contra la ley de salud y en defensa del sistema público sigue convocada para el domingo y que los trabajadores de Xustiza podrían ir a la huelga indefinida a partir del día 7 después de las tres jornadas acumuladas el mes de enero, con lo que el colapso en los tribunales podría llegar hasta el Muro de las Lamentaciones.

Estos 2.600 funcionarios que dependen de la Xunta exigen equiparación salarial con el resto de comunidades, que supondría un incremento entre el 12% y el 16% en la nómina mensual, pero Alfonso Rueda, vicepresidente y encargado de Administracións Públicas e Xustiza prefiere destacar entre las mejoras que ofrece los permisos de maternidad "que os colocan nunha situación punteira". Claro que la media de edad del colectivo está más cerca de tener nietos. La idea es buena pero no cuela.