El que esté libre de 'parentes'...

El que esté libre de 'parentes'...

A yer amaneció con varias alertas en el teléfono porque 'Ok diario', un medio digital de la capital del Estado, publicaba un vídeo de hace unos años de José Antonio Parente durante una noche de juerga. El presidente de Novas Xeracións del PP de Ourense, con una moña considerable que le impide sacar una nota a la flauta, dice "arriba España" mientras levanta el brazo derecho y a continuación aparece bailando con su talle orondo la canción 'Poker Face' de Lady Gaga. Al chaval le sacudieron con ganas en las redes sociales y a estas alturas estará maldiciendo el día que colgó una grabación que se olvidó de borrar cuando decidió enredarse en política. Más que un escándalo semeja un 'escandalillo' fruto de una noche de tajada en la que la lengua se desata sin valorar las consecuencias que puede tener un comentario desafortunado. 

La corrección política a veces resulta agotadora y vale tanto para el brazo derecho como para el puño izquierdo. Los jóvenes de menos de 30 años que quieran dedicarse a la noble tarea de la política lo tienen chungo porque es difícil que no quede rastro en internet de las noches de farra en unos tiempos en los que todo quisque anda con una cámara en la mano. Con estos límites, a los próximos representantes habrá que ir a buscarlos a los conventos de clausura y ni así estará garantizado que los comportamientos pasados no invaliden a una persona porque el primero que esté libre de 'parentes' que compruebe si ha borrado pecados. 

De la noticia almacenada en la sección de investigación, lo que más chirrió a este chófer de anécdotas es que se señalase que José Antonio Parente es natural de "Ginzo de Limia", mostrando un desprecio absoluto por la toponimia oficial de esta tierra. Claro que a nadie con escrúpulos le gusta ver un póster pegado en una puerta en el que puede leerse "Cocina de los cuchillos largoSS', en alusión a la purga nazi contra los judíos entre 1930 y 1934, pero el mismo cuerpo te queda cuando escuchas a un colega presumiendo de que en su pueblo asturiano durante la Guerra Civil española se quemaron seis iglesias. 

Ha quedado demostrado que Parente no podrá ganarse la vida ni como flautista ni como bailarín, continúa la duda de si una moña del pasado tendrá coste político.