"Necesitamos muchísimos gallegos"

"Necesitamos muchísimos gallegos"

Aunque pueda parecer que el plan seduzca menos que el sillón de un dentista, la capacidad de convocatoria de los populares gallegos continúa resultando pasmosa. El PP coruñés confía en meter hoy a 4.000 militantes y simpatizantes en el recinto ferial de Amio con motivo de su segunda romería que recupera "viejas y buenas tradiciones" instauradas durante la época de Manuel Fraga. "Demuestra que además de trabajar juntos, sabemos pasarlo bien juntos", resumió el encuentro el presidente provincial, Diego Calvo. Y aunque a cualquiera se le pueden ocurrir decenas de maneras de emplear la jornada en algún lugar más sutil que una feria de ganado, el menú compuesto por empanada, pulpo y carne ao caldeiro es una propuesta imposible de rechazar para los fieles de Alberto Núñez Feijóo. 

Da igual que ahora tengan que aligerar el bolsillo 20 euros, se va porque hay que ir y más cuando el partido ha movilizado autobuses para que el personal pueda refrescar el gañote sin temor a soplar después a petición de la Benemérita. Se justificaba un alcalde ante Fraga arguyendo que en su municipio no perdía militantes, sino que se morían, pero hace años que la diñó el Patrón y el partido continúa desafiando la crisis demográfica. En los tres primeros trimestres de 2017 palmaron 23.608 gallegos y sólo nacieron 13.649, según los datos que ayer publicó el Instituto Galego de Estatística. El saldo vegetativo ha entrado en barrena y no parece que medidas como el cheque-bebé puedan evitar el gran sopapo poblacional.  Han pasado 25 años desde el último saldo vegetativo positivo y la gripe de los tres últimos meses del pasado ejercicio aventuran unas cifras aún más dramáticas. Futuro complicado para los pediatras gallegos que también celebran hoy en Santiago su reunión anual. Se dejó caer el astronauta Pedro Duque por la inauguración de la jornada educativa Stemlab Galicia en la que cerca de 3.000 alumnos de 18 centros comparten sus creaciones vinculadas al campo de la ciencia y la tecnología. Tras reclamar inversiones "decentes" en investigación, animó a los escolares: "Necesitamos muchísimos científicos". Y aunque es plausible, para lograrlo primero necesitamos muchísimos gallegos, aunque después salgan científicos o del PP.