José Reyes y José Vázquez, en el Cañón del Sil