Baltar, sobre la denuncia