La ciudad recogió tanta lluvia este año como en todo el 2017