A Limia

Elvira Lama: "La alcaldía es una terapia más contra la enfermedad"

A Limia

Entrevista

Elvira Lama: "La alcaldía es una terapia más contra la enfermedad"

La alcaldesa de Xinzo de Limia hace balance de ocho meses de mandato

Elvira Lama (Xinzo, 1963) hace balance de los ocho meses de mandato que ha tenido que conjugar con una complicada situación personal. La regidora ha encontrado en la alcaldía de Xinzo su mejor terapia.  

¿Qué balance hace de estos ocho meses de mandato?

Hago un balance positivo. Es una enorme responsabilidad y un orgullo ser la alcaldesa de tu pueblo, y un honor ser la primera mujer en llegar a la alcaldía. Me encanta la relación diaria y el "tú a tú" con mis vecinos, poder escucharlos y atenderlos. Esta puerta está abierta para todo el mundo con independencia de la ideología o clase social. 

¿Cuáles destacaría como los principales logros obtenidos en este tiempo?

_MG_1996_resultadoAunque llevamos ocho meses, parece que han sido ocho días. Tomar el timón y poner a funcionar todos los departamentos de la forma en la que nosotros creemos que tienen que funcionar, que es colaborando unos con otros; atender al público y dar solución a las miles de carencias que tiene un ayuntamiento de sólo 9.700 habitantes pero con una extensión enorme, 32 núcleos de población y unas infraestructuras que nos ha dejado, en un estado lamentable, el Partido Popular después de 16 años, requiere de mucho trabajo. En la última legislatura, en la que hubo tres alcaldes distintos, no se supo priorizar aquello que era más urgente para los vecinos. 

Ya que menciona al grupo de la oposición, en el PP critican que no se están celebrando los plenos ordinarios en la fecha fijada y que urge la aprobación de los presupuestos. 

_MG_1970_resultadoHubo algún pleno extraordinario por la premura, no de este equipo de gobierno, sino de la Secretaría de Estado de financiación local que nos exigía refundir dos pólizas de crédito que había en esta entidad, en una sóla. Es algo que tenía que haber dejado hecho el anterior equipo de gobierno. Por otro lado, se nos exigió la rebaja del 4 por ciento en los capítulos de Gasto Corriente y Personal. Los presupuestos tienen cierta complejidad en ese aspecto. Uno de los conserjes se acaba de jubilar y es uno de los puestos que se va a amortizar. Tenemos que tratar de resolver problemas que llevaban enquistados mucho tiempo con algún colectivo y convocar una mesa de negociación con los sindicatos. Todo ha ido más lento, pero esperamos llevar los presupuestos a pleno entre finales de febrero y principios de marzo. 

¿Me puede adelantar alguna inversión importante dentro del presupuesto?

_MG_2007_resultadoTenemos que buscar financiación externa porque los escasos 600.000 euros para inversiones reales resultan muy poco. Sí tenemos en mente un gran proyecto que es la reforma integral del parque de O Toural para convertirlo en espacio lúdico y de ocio. Eso unido a un proyecto que también tenemos con Confederación de hacer un paseo fluvial en torno al río, que iría desde el puente de la carretera de Baltar hasta el puente de Lamas. Estamos terminando también todos los trámites para la adjudicación de la pista Sitibal. Tuvimos que poner de acuerdo a más de 40 propietarios y tenemos el proyecto para conectar la rúa Galicia con la mencionada pista. En la perpendicular a Sitibal también existe un proyecto para acometer un carril bici. 

¿El presupuesto va a contemplar dedicaciones exclusivas?

Se habló de que algunas dedicaciones parciales sí va a haber. Yo defendí siempre que un alcalde o alcaldesa, dedicada en cuerpo y alma a un Concello, tiene que tener una dedicación en mayor o menor medida y según la disponibilidad del presupuesto de este Ayuntamiento -que está sometido a un plan de ajuste-. Me parece que nadie viene a trabajar gratuitamente y yo soy una persona que está dedicada a esta administración local, casi 24 horas al día durante 365 días al año. La voy a percibir cuando pueda hacerlo puesto que yo ahora mismo, por mi situación personal, no puedo hacerlo. 

Sobre su situación personal, estamos en una semana en la que se conmemora la lucha contra el cáncer y usted ha sido un ejemplo visible a la hora de plantar cara a esta enfermedad.

_MG_2022_resultadoNo soy ejemplo de nada. Simplemente, es una etapa de mi vida y como tal, tuve dos maneras de enfrentarla: meterme debajo de la cama y lamerme las heridas, o continuar con mi vida y prestar servicio a mis vecinos. Yo llevo en política desde 2003. Hace un año, si me preguntan, ¿vas a ser alcaldesa de tu pueblo? diría que no. Simplemente, concurrí a unas elecciones y di el paso porque no quería dejar a los compañeros del Partido Socialista en la estacada. En el recuento de votos vimos una mayoría aplastante que pedía un cambio en este Concello y yo dije sí a encabezar ese proyecto. En contra de lo que alguna gente pueda pensar de que no vamos a durar, decir que tenemos mucha ilusión y venimos a quedarnos y a agotar la legislatura, en la medida de lo posible, nunca se sabe lo que puede pasar. Y repito, yo no soy ejemplo de nada. Soy una mujer con una etapa de mi vida complicada, no sólo por mi situación personal sino también por la familiar que muchas personas conocen, pero creo que todos los días hay que levantarse con ilusión, sin perder un segundo en mirar al pasado. Cada día es un pasito más en esta lucha, en la que están muchas personas. 

¿Qué destacaría de los profesionales del CHUO?

Mi oncólogo es una persona extraordinaria. Todo nuestro equipo del CHUO, todos y todas, porque conforman una piña. Tenemos a los mejores profesionales. Lo mejor de la Sanidad está en los recursos humanos y confío plenamente en ellos. Sé que esto va a quedar atrás como un mal sueño, como queda en la vida de muchas personas que pasan por este trance. Como me decía mi oncólogo, una de cada tres pasaremos por ello. 

Ha recibido varias terapias en los últimos meses, ¿ha sido la alcaldía una terapia más?

_MG_1948_resultadoPara mí la alcaldía fue una terapia curativa en el sentido de que mantenía y mantiene mi mente ocupada. Desde bien temprano por la mañana yo estoy a disposición de quien quiera llamar a esta puerta de la alcaldía de Xinzo, estoy en todos los actos en los que se me requiere, y para mí es una forma también de combatir la enfermedad, tanto como pueden ser las terapias como la radioterapia, la quimioterapia o las terapias hormonales a las que por desgracia tengo que estar sometida como todo el mundo que pasa por estas fases, confiando plenamente en la curación. 

¿Cómo se encuentra ahora?

Bien. Algo cansada, con unas secuelas que son, como dicen los especialistas, daños colaterales.