La Región

A LIMIA

Broche de oro al Entroido limiano

Centenares de personas se congregaron a lo largo y ancho de la avenida de Madrid para asistir a la última cita del carnaval

Broche de oro al Entroido limiano

Los limianos despidieron este domingo su Entroido por todo lo alto con una doble cita: el domingo de Piñata y el desfile aplazado el pasado martes a causa del mal tiempo. Tras más de un mes de fiesta, a los vecinos todavía les quedaban ganas de "troula" y es que muchos coincidieron a la hora de afirmar que no recordaban una avenida de Madrid tan llena de curiosos para presenciar este último espectáculo. 

Pasaban pocos minutos de las 12,00 horas, cuando las pantallas hicieron su última aparición este Entroido por las calles de la villa para inaugurar la comitiva. Mayores y pequeños se colocaron la capa y se armaron con las vejigas para poner el punto y final a cinco semanas de fiesta ininterrumpida.

El símbolo del Entroido limiano dio paso al ingenio habitual del que hacen gala los vecinos de Xinzo en este tipo de eventos, y al humor que les caracteriza para disfrazarse. Desde el mismísimo Franco -por partida doble- hasta un Moulin Rouge muy rural -tractor John Deere incluído-, pasando por los coches de choque o una manada de leones, nadie se quedó sin participar en este último desfile. Los amantes del dulce se disfrazaron de "chupa chups" y los del baile, como es el caso de la Academia Danzón, llevaron su arte al centro de Xinzo. 

La fiesta continuó por la tarde con atracciones para los más pequeños y música de charanga.