A Limia

Destrozan a golpes una báscula pública en Sandiás

A Limia

Destrozan a golpes una báscula pública en Sandiás

El Concello valoró los daños en 7.000 euros, tras quedar inutilizada la balanza

La Guardia Civil mantiene una investigación abierta para identificar a las personas que destrozaron la báscula pública de grandes dimensiones instalada en Sandiás para prestar servicio a los agricultores y ganaderos de la comarca. Los agentes iniciaron las pesquisas después de que el alcalde del municipio, Felipe Traveso, denunciara los desperfectos, que fueron cuantificados en 7.000 euros. La báscula quedó fuera de servicio, dado que los daños afectaba a toda la infraestructura. "Romperon os soportes e os sensores. Os danos son cuantiosos", aseguró el regidor.

Los desperfectos se registraron a principios de mes. Una empresa especializada los está reparando desde hace dos semanas para prestar servicio a la mayor brevedad posible a los agricultores y ganaderos, que la utilizan para pesar la carga de camiones y tractores. También la utilizan granjeros y los responsables de instalaciones industriales, sobre todo desguaces.

La Guardia Civil inspeccionó todo el recinto con el objetivo de hallar pruebas que permitan identificar a los autores e inicialmente descartó un posible robo y que los daños fueron ocasionados por gamberros o vecinos. La investigación, que está siendo coordinada por el  Juzgado Mixto de Xinzo, se centra en las personas que utilizaron la báscula desde finales del pasado mes de octubre, sobre todo entre aquellos conductores de camiones de gran tonelaje. 

Felipe Traveso desconoce quien puede ser el autor para que asuma la reparación. "A báscula é un servizo fundamental para moitos veciños e empresarios. Temos que reparala e vamos a ver donde buscamos financiación, porque estamos a falar de moito diñeiro", lamentó.

Daños en un garaje

Esta no fue  el único caso de daños en propiedades en los últimos días en la provincia. Un vecino de Bande, identificado como  J.L.A., de 57 años, denunció cuantiosos destrozos en un garaje de su propiedad, situado en el centro de la villa. Los autores rompieron los cristales de las ventanas y derribaron parte de un muro. La Guardia Civil centra la investigación dentro del municipio para identificar a los autores.