A Limia

Vecinos de Vilar de Barrio: “Home, tranquilidade non levas"

A Limia

Coronavirus en Ourense

Vecinos de Vilar de Barrio: “Home, tranquilidade non levas"

Vilar de Barrio vive las últimas horas con incertidumbre y un poco de miedo, aunque tratando de mantener la calma. La hostelería teme la amenaza de un nuevo cierre, pero entiende, en todo caso, que sería "una cuestión de salud"

Vilar de Barrio amanecía este viernes con menos movimiento del habitual, aunque con cierta tranquilidad en el ambiente pese a la delicada situación que se vive en el municipio después de detectarse un foco de covid-19 en el lugar de Porto sobre el que todavía se desconoce el alcance. 

En establecimientos hosteleros y supermercados, los responsables atendían la petición del alcalde para extremar las medidas de desinfección y distancia social. Algunos admitían cierta preocupación por el devenir de la situación y ante la posibilidad de tener que volver a cerrar puertas. Los vecinos, por su parte, reconocían cierto temor tratando de mantener la calma. "Home, tranquilidade non levas", reconoce José Sampedro. "Eu estou intentando facer vida normal, pero con toda a precaución", añade.

Ainara Márquez pasa unos días de vacaciones en una aldea próxima a Vilar de Barrio. Asegura que, pese a conocer la situación, se siente segura. "Vengo de Gipúzkoa, en donde ha habido un rebrote hace poco y estamos bastante concienciados con este tema", explica. "Mantenemos todas las medidas de seguridad posibles: mascarilla, lavado de manos y distancia de seguridad", añade. 

En el Bar Naty, donde Ainara se toma un cafe, una de las trabajadoras, Jennifer Quintas, no puede ocultar cierta inquietud. "Temos mais medo, eso está claro. A fin de contas temos o brote aquí, pero bueno, hai que seguir para adiante", reconoce Jennifer. "Se tivésemos que pechar outra vez as portas sería moi negativo para nós, unha pérdida moi grande", añade. En otro bar cercano, Brais Pérez nota ya menos clientela de la habitual. "Pusieron a tres familias en cuarentena y quieras que no, se nota bastante", explica. El hostelero asegura que, de tener que volver a cerrar su bar, primaría la salud: "Si hay que volver a cerrar es por el bien de todos". 

El reparto de las empresas de alimentación continúa teniendo lugar con normalidad en Vilar de Barrio. Una de esas empresas es en la que trabaja Francis Rodríguez, que cada viernes lleva el pescado a la localidad. Asegura que, mientras pueda, no dejará de hacerlo. "No sabía nada de lo ocurrido, pero esto no va a cambiar nada. Nosotros llevamos trabajando desde que se inició esto del covid en el reparto en los pueblos y nos debemos a ellos", explica. "Nosotros tenemos todas las medidas de seguridad. Al ser una empresa de alimentación podemos seguir trabajando y hay que dar servicio a los pueblos. Somos los que llegamos aquí", añade. 

En otro establecimiento de alimentación de Vilar de Barrio, Julio Iglesias también mantiene la calma, aunque reconoce haber extremado las precauciones: "Yo soy de aquí pero vivo en Codosedo. Voy y vengo en coche. Las salidas, las necesarias". 

Crecen los contagios en Galicia en 21, que alcanza ya los 282 positivos

La comunidad gallega sumó ayer 21 contagios más y alcanzó los 282 casos positivos, en la octava jornada consecutiva al alza. El área sanitaria en el que se produjo un mayor incremento fue la de A Coruña, donde se registraron 11 casos activos –87 en total, de los que 17 personas están relacionadas con un brote en un gimnasio de Arteixo–. Por su parte, 33 de los 46 miembros del equipo de fútbol de Fuenlabrada, confinados en un hotel de la ciudad desde hace días, recibieron el alta epidemiológica.

La provincia ourensana sumó dos casos más, vinculados al brote de Vilar de Barrio, y Pontevedra, otros dos. Mientras, el área sanitaria de Santiago y la de Ferrol se mantienen sin cambios –23 y 2 positivos, respectivamente–, y la de Vigo desciende en uno la cifra, con 48 casos activos. 

12 hospitalizaciones

El número de personas ingresadas vuelve a crecer: son 13 los pacientes hospitalizados en la comunidad, tres nuevas hospitalizaciones desde la jornada del jueves. Uno de los pacientes se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Álvaro Cunqueiro, en el área sanitaria de Vigo. 

En cuanto al cribado de las residencias de mayores, se registró un nuevo positivo, de un trabajador de Paradela (Lugo).