La Región

TRIBUNALES | OURENSE

Investigan otras dos denuncias por estafas bancarias

Tres ourensanos fueron detenidos y otros 43 imputados por simular cargos de dinero en su cuenta

Investigan otras dos denuncias por estafas bancarias

La Guardia Civil recogió dos nuevas denuncias por estafas bancarias a través de internet, que elevan la cifra a 224 en lo que va de año en el Instituto Armado. En todo el 2018, los agentes registraron 99 denuncias.

Las dos últimas las presentaron una vecina de Xinzo, identificada como M.R.R., de 45 años, y otra de  Carballiño, C.V.A. La primera  argumentó que le cargaron de forma fraudulenta 443 euros en su cuenta corriente sin su autorización por diferentes compras a través de internet.

A la vecina de Carballiño le cargaron un botín superior, 898 euros, por compras asociadas a su tarjeta de crédito a través de la red.

Los agentes de delitos informáticos de la Guardia Civil investigan ambas denuncias, pero recuerdan que el 90% de las presentadas durante este año son falsas. Comprobaron que el dinero lo habían gastado los denunciantes, bien realizando compras o contratando servicios a través de internet que después no dieron de baja.

En lo que va de año, los agentes detuvieron a tres personas e imputaron a otras 43 por simular estafas, en su mayoría uso fraudulento de tarjeta de crédito, a través de la red.  En este sentido, los investigadores recuerdan a la ciudadanía que antes de denunciar una posible estafa bancaria revisen las compras, gastos y servicios que contrataron. "La denuncia solo se debe presentar cuando se está seguro al cien por cien de la estafa, porque de no ser así, el denunciante corre el riesgo de ser investigado por denuncia falsa", apuntan en el Instituto Armado.

Los investigadores recomiendan que antes de presentar la denuncia hay que ponerse en contacto con la entidad financiera para conocer el concepto y la empresa que realizó los cargos. De no obtener respuesta positiva, se debe plantear el caso en una oficina de información al consumidor y, como último extremo, denunciar los hechos.