A Limia

Desde As Poldras, Sandiás, radio para el confinamiento

A Limia

Reportaje

Desde As Poldras, Sandiás, radio para el confinamiento

Xabier Cabrera, con el móvil con el que graba su programa. (Foto: Óscar Pinal)
photo_cameraXabier Cabrera, con el móvil con el que graba su programa. (Foto: Óscar Pinal)
Xavier Cabrera despierta todos los días a sus vecinos con un programa en el que canta y les da ánimo

Las personas más inspiradoras siempre defienden que detrás de cada crisis hay una oportunidad. Son muchos los ciudadanos que, en estos momentos, están sacando lo mejor de sí mismos: su lado solidario y también el más creativo. Para ellos, el periodo de emergencia que vivimos representa una oportunidad para ofrecer al mundo, en general, o a los más allegados, en particular, aquella pasión oculta o su faceta más artística. 

Ejemplo de esto último lo representa Xavier Cabrera, natural de Vilariño das Poldras, Sandiás, y que ha visto en el confinamiento la oportunidad de desarrollar su pasión oculta: la radio, al tiempo que hace un poquito más llevadera la cuarentena a sus vecinos.

"Bos días amigos e amigas dende a Radio Popular das Poldras, emisora independente que se fai dende A Limia e para A Limia". Así despierta cada día Xavier a sus vecinos, con un pequeño "podcast" casero en el que, además de enviar "abrazos virtuais" a aquellas personas afectadas por el coronavirus y dar las gracias a los voluntarios que cada día ayudan a los mayores confinados, aprovecha para marcarse unas "piezas" de antaño, aquellas que se cantaban al volver de la feria de Xinzo en burro o a pie. 

"O da Radio das Poldras inventeino hai tempo e de vez en cando sempre envío algunha canción polo móvil. É unha imaxinación que lle mandei eu. Pero agora coa situación que vivimos e para facerlle pasar un bo rato aos veciños, pois todos os días lles mando unha atención. Fago un programa de radio e canto cancións", cuenta el locutor oficial de Sandiás. "Moitas delas ensinoumas miña nai, porque era habitual cantalas no camiño de volta a Vilariño dende a feira de Xinzo", añade. 

Los "estudios" también son, en este caso y como no podría ser de otra manera debido al confinamiento, imaginarios: la antigua escuela de As Poldras -en realidad Xavier graba desde su casa de Xinzo, en la que pasa la cuarentena-.  "Os meus amigos tamén me envían cancións e as saco en antena", asegura Xavier, quien no duda en atreverse con unos versos en esta entrevista: "Vindo da feira de Xinzo escureceume na ponte, neniñas de Vilariño daime pousada esta noite". Y continúa: O gaiteiro de Piñeira foi tocar a Santa Marta, e no medio do camiño escapáronlle coa gaita". Xavier, que además canta en el Coro de Xinzo y ha actuado en la Festa do Esquecemento, es ya toda una "estrella" virtual. Con su móvil, herramienta con la que elabora su pequeño programa, consigue sacar más de una sonrisa. Asegura que alguno le ha pedido que dé un paso más y lo haga en video. "Eu non quero eso eh. Eu grabo co móvil envío e xa está", admite. " A xente a verdade e que me da as grazas, din que se senten con máis humor cando escoitan o que fago", asegura.

Más en A Limia