A Limia

Porqueira busca aumentar el censo con viviendas sociales

A Limia

Porqueira busca aumentar el censo con viviendas sociales

Mañana miércoles se cerrará el plazo para solicitar las casas habilitadas en Forxa y Sabucedo

El Concello de Porqueira impulsará la fijación y ampliación del padrón en el municipio con la renovación de las antiguas viviendas del profesorado -en la parte superior se encontraba la vivienda del docente y, en la inferior, se impartía clase-. Se trata de una fórmula común a otros municipios de la Comarca de A Limia, como es el caso de Sandiás, en donde ya se han acondicionado algunos inmuebles similares. 

Concretamente, en Porqueira, se inició el plan con el acondicionamiento de dos casas para alquiler social en los términos de Forxa y Sabucedo, gracias a una subvención otorgada de forma expresa por parte de la Xunta de Galicia. 

Las obras finalizaron a principios de este 2020, pero la situación derivada de la emergencia sanitaria interrumpió la apertura de solicitudes para ocupar los nuevos inmuebles. 

Tal y como aseguró la regidora local este viernes, Susana Vázquez, el plazo para formalizar las peticiones por parte de las familias se prolongará hasta el próximo miércoles, día 16 de septiembre, aunque afirmó que hay mucho interés y gente interesada en acceder a estas viviendas reformadas. En este sentido, las asignaciones se verán favorecidas por las puntuaciones obtenidas a través de la renta, el número de hijos de las familias y su situación laboral, entre otros aspectos a tener en cuenta. 

El precio mensual por alquilar estos inmuebles en A Forxa y Sabucedo rondará los 50 euros. Las viviendas, totalmente remodeladas, constan de una cocina americana con salón, tres habitaciones independientes y un cuarto de baño. La calefacción está habilitada para sistema de pellets. 

No serán las dos únicas viviendas sociales con las que contará el Concello de Porqueira, ya que está en marcha la tramitación para conseguir otra subvención similar y acondicionar nuevas casas sociales en los términos de Paradela de Abeleda y A Forxa -en el caso de esta última, la casa estaría ubicada en la parte inferior de una de las viviendas ya acondicionadas-. 

En Porqueira, a donde este año regresaron, según la regidora, "muchas personas que hacía tiempo que no venían", son conscientes de que es preciso ofrecer alquileres en el rural, algo que escasea debido a la reticencia de los propietarios a la hora de optar por esa fórmula en este entorno. 

"Somos conscientes de que mucha gente, al final, se va a alquilar pisos a Xinzo, por ejemplo, porque aquí no hay muchos alquileres, porque la gente es reacia. De esta manera, esperamos impulsarlos", explica Vázquez.