A Limia

Rehabilitado el puente que
 une dos pueblos de Os Blancos

A Limia

A LIMIA

Rehabilitado el puente que
 une dos pueblos de Os Blancos

Manuel Baltar, José Manuel Castro y Francisco Marín -izquierda- atienden al técnico.
photo_cameraManuel Baltar, José Manuel Castro y Francisco Marín -izquierda- atienden al técnico.

La obra costó 117.000 euros y fue financiada por la Confederación Hidrográfica y la Diputación

El presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar; el presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, Francisco Marín; y el alcalde de Os Blancos, José Manuel Castro, acudieron ayer hasta la localidad de Cerdeira, en el mencionado municipio ourensano, para inaugurar el puente que sobre el río Airoa levantaron el ente provincial y la Confederación Hidrográfica, sufragándola al 50 %.

Esta nueva infraestructura sustituye a la anterior que había sido dañada por la crecida y había dejado a las localidades de Mouril y Nóveas incomunicadas dos años atrás. Las obras tuvieron una duración de poco más de dos meses y el presupuesto total ascendió a un importe de 116.900 euros, de los que el Concello de Os Blancos no aportó nada más que la disponibilidad de los terrenos para su ejecución. Según confirmó el alcalde de la localidad, José Manuel Castro, "era una infraestructura muy necesaria para la localidad, porque esta vía había perdido utilidad después de la caída del puente sobre el que antes se transitaba. Lamentamos que no se hubiese podido poner a disposición antes, pero entiendo que este tipo de ejecuciones llevan su tiempo y aprovecho para agradecer la implicación de las dos administraciones en la solución".

El pontón construido consta de siete metros de luz libre, 3,50 metros de ancho y 17 metros de longitud, y al estar ubicado en una zona en la que la aportación de caudal del río Airoa es superior a cinco kilómetros cuadrados, ha sido dimensionada para un periodo de retorno de 500 años y de resguardo mayor de 0,50 metros, tal y como establece la normativa para puentes y obras de drenaje transversal. Su estructura se ha resuelto mediante un marco de hormigón armado ejecutado "in situ", con una losa inferior de 50 centímetros de espesor y una losa superior de 60 centímetros de canto. El marco está complementado con las correspondientes aletas para contención de tierras construidas, igualmente, de hormigón armado.

Como complemento a las actuaciones descritas se procedió a la protección de la zona de cauce con técnicas de bioingeniería, utilizando una empalizada de rollizos de madera.

Comentarios