La Región

LOTERÍAS

La suerte hizo parada en Sandiás con el Euromillón

Podría parecer cosa del destino, pero fue precisamente en el El Bar O Encontro donde una persona se topó de bruces con la suerte al sellar un boleto premiado de segunda categoría del Euromillón.

El cartel que anuncia el acertante de la Euromillones en Sandiás.
El cartel que anuncia el acertante de la Euromillones en Sandiás.
La suerte hizo parada en Sandiás con el Euromillón

El famoso tópico: "que por lo menos haya salud" se dejó de escuchar en Sandiás por unas horas. Y es que la suerte pasó por su avenida general del mismo modo que lo hacen miles de conductores que acuden a trabajar día tras día dirección Ourense o sentido Xinzo; sin embargo, en esta ocasión, hizo parada en el bar "O Encontro", regentado por José Manuel Nogueiras y su hijo Kevin. 

El agraciado o agraciada, a quien todavía los vecinos no han podido poner cara, se topó con la fortuna -en los dos sentidos del término- al sellar un boleto premiado de segunda categoría del Euromillón, es decir, de cinco números y una estrella. Desde este sábado, la mujer u hombre más buscado de Sandiás es 203.560 euros más rico. 

La noticia corrió como la pólvora por todo el municipio y llegó hasta la vecina Xinzo, desde donde algún que otro optimista se acercó para probar suerte en el establecimiento del momento: un bar - estanco familiar-, en donde se sellan loterías y quinielas de fútbol, y en el que la fortuna ya ha sonreído en otras ocasiones. 

"El sorteo tuvo lugar el viernes por la noche, pero nosotros nos enteramos esta mañana -por este sábado- cuando nos avisaron los de la central", cuenta Kevin Nogueiras, a quien todavía le dura la alegría de haber podido contribuir a hacer más feliz a otra persona. "Nada más conocer la noticia empezamos a comentar lo ocurrido en el bar, a ver cómo reaccionaban los clientes. Se sorprendieron bastante, la verdad, y empezaron a contarlo por ahí a ver si dábamos con el afortunado, pero de momento no sabemos nada. O el agraciado no quiso decirlo, o todavía ni él mismo sabe nada", añade el trabajador. 

Dar con el agraciado no será fácil, pues el establecimiento es un local "de paso" al que acuden, en gran parte, trabajadores y viajantes. "Como el bar está en la carretera general y cuenta con buen sitio para aparcar, para mucha gente. El agraciado pudo ser cualquiera, pero, la verdad, me gustaría que fuese finalmente una persona del pueblo", reconoce Kevin Nogueiras. 

No es la primera vez que desde "O Encontro" regalan un pellizco de felicidad a sus clientes. Hace cuatro años, cuando se abrió el local, otro afortunado se llevó 10.000 euros de un sorteo de la primitiva. "Era, hasta el momento, la cantidad más grande que habíamos dado", recuerda Kevin. 


¿No serás tú? 


En "O Encontro" no había más tema de conversación que el posible agraciado. "Los clientes se miraban y se preguntaban: ¿no serás tu?", asegura Kevin. "Hay muchísima intriga", añade. 

Para Kevin y su padre José Manuel Nogueiras también hubo premio, y es que al correrse la voz, durante la tarde de este sábado fueron muchos los que se acercaron a probar suerte hasta Sandiás. "Durante el día notamos mucha más actividad. Se supo la noticia muy rápido, en Xinzo ya a mediodía lo sabía todo el mundo. La gente, cuando es un premio importante pues se siente más atraída a probar suerte", dice el hostelero limiano. Su predecesor, recuerda, también repartió nueve millones en premios.