A Limia

Xinzo trabajará en la inclusión de mascotas en espacios de ocio

A Limia

SERVICIOS

Xinzo trabajará en la inclusión de mascotas en espacios de ocio

photo_camera

La práctica totalidad de los parques prohiben canes y los vecinos reclaman zonas habilitadas para ellos

Dar un paseo por Xinzo en compañía del mejor amigo del hombre sólo es posible por aceras y casco viejo. Los pulmones de la villa -el parque de O Toural y el de La Pantalla- tienen a su entrada una señal que reza "prohibido cans", por lo que aquellos peludos de cuatro patas que quieran campar a sus anchas y disfrutar de largos paseos y carreras deben desplazarse a los núcleos del rural y a las zonas de monte. Desde el Concello, el edil de Urbanismo, Ricardo Sieiro y el alcalde, Manuel Cabas, aseguraron no ser concientes de esta situación y afirmaron que sí es posible acceder a estas zonas aunque "con los perros atados". Se han comprometido, además, a actualizar estos letreros obsoletos, aunque no han precisado cuando.

A pesar de esto y, dado el incremento del número de animales de compañía en la villa, los vecinos reclaman que se deje clara la normativa. Piden también que se habiliten zonas para perros que no interfieran con la actividad de los niños en los parques, además de campañas de concienciación y control de chips."En Xinzo faltan espazos verdes e paseos para que poidas sacar o teu can sen necesidade de facelo nunha calle ou nun monte apartado", dice Susana Vázquez, vecina de la localidad. "Eu á miña, se quero que ande un pouquiño, teño que levala ao pobo", manifiesta la joven, quien apela a la concienciación en favor de los animales. "Hai moitos soltos, outros que deben levar bozal e non o levan e outros tantos ós que lle falta o chip. Tamén hai moitísimos abandonos e eu non sei a onde chamar cando vexo un. Acórdome de atopar unha camada de caza e me puxeron moitas trabas para recollelos".

Ángela Jiménez, que cambió hace un tiempo Sevilla por A Limia, pide más lugares para pasear con su compañera de vida. "En Andalucia y en Barcelona los perrillos tenían su espacio en los parques. Yo aquí, lógicamente, no me meto donde hai niños", cuenta la vecina, quien asegura que cumple la normativa y recoge siempre los excrementos de su mascota. "Hay gente que no lo hace y yo les digo siempre que, por culpa de unos, pagamos el resto de los que tenemos perro", matiza.

Jorge García que viene a menudo a Xinzo a pasear el perro de sus padres se encuentra con algunos inconvenientes en la villa. Pide que, de habilitarse alguna zona para peludos en el Parque de O Toural, se ponga también una fuente, pues "no tenemos, ni para perros ni para personas". "Pasear por la zona del río también es un riesgo para los animales. Está tan mal cuidado que cogen pulgas, garrapatas e insectos varios, de hecho, nosotros dejamos de llevar el nuestro allí", explica el joven.

Francisco Ceada pide una regulación en este tema "como en el resto de capitales". "En Barcelona, por ejemplo, las mascotas están empadronadas y chipeadas. El Ayuntamiento debería trabajar más en este sentido. Los perros no son juguetes y hay que respetarlos".


Opiniones


Ángela Jiménez: "Echo en falta zonas verdes para perros o, en su defecto, un espacio habilitado para ellos. Hay gente que piensa que por ser animales ya no tienen derechos, ¡pero si son muy buenos y agradecidos!". 

Jorge García: "Pagamos justos por pecadores. Los perros, bien educados, no tienen problema. La gente debería ser más consciente. A veces les dejan atados a una farola y se van a un bar a 20 metros".