Allariz

Los arqueólogos del Campus suman cinco proyectos en 2016

Allariz

ARQUEOLOGÍA

Los arqueólogos del Campus suman cinco proyectos en 2016

El grupo de trabajo del Campus, durante su excavación en el castro de Santa Lucía, en Castrelo.
photo_cameraEl grupo de trabajo del Campus, durante su excavación en el castro de Santa Lucía, en Castrelo.

El grupo de la Universidad intervino en Monterrei, Amoeiro y Castrelo de Miño, y ahora en Allariz

El Grupo de Estudios de Arqueoloxía, Antigüidade e Territorio (Geaat) de la Universidad de Vigo desplazará el próximo 19 de septiembre a un equipo de estudiantes con el fin de iniciar trabajos de limpieza y excavación en las tumbas del castillo medieval de Mouresiños, en San Salvador dos Penedos (Allariz). Una investigación que cuenta con el apoyo de la Diputación provincial, y que será la quinta intervención del grupo en lo que va de año, ya que también llevaron a cabo otras similares en Armea, en este mismo municipio, en Medeiros (Monterrei), Castelo (Amoeiro) y, la última, en Astariz (Castrelo de Miño).

El equipo, que estará dirigido por el arqueólogo Adolfo Fernández y que contará con el apoyo del personal del Concello de Allariz, efectuará un desbroce del terreno colindante al castillo y la limpieza del exterior de las tumbas, trabajos que se completarán con la realización de un levantamiento topográfico de la zona objeto de investigación. Hasta el momento, el yacimiento está catalogado en la Edad Media, si bien la existencia de dos tumbas junto a edificaciones hace pensar a los expertos en que su antigüedad es todavía más remota en el tiempo, entre los siglos VIII y X.

Este tipo de hallazgo es similar a los del castillo de Medeiros, donde otro equipo del Geatt localizó una necrópolis, con tumbas de la época medieval ubicadas en el entorno de la iglesia parroquial, según comenta Fermín Pérez, otro de los arqueólogos del grupo de investigadores universitarios adscritos a la Facultad de Historia del Campus de Ourense. Precisamente, un equipo coordinado por Pérez fue el encargado de acometer las primeras catas en el castro de Santa Lucía, en Castrelo de Miño, desde los primeros días del mes de agosto hasta el pasado miércoles, en virtud de un convenio firmado entre la Universidad y el propio Concello.

Estos sondeos permitieron documentar una ocupación poblacional galaico-romana del siglo III, al descubrir una vivienda típica castrexa de forma circular, monedas, fíbulas y ánforas, y, sobre todo, "un lagar que pon en evidencia as antigas orixes da tradición vitivinícola desta zona do Ribeiro, ademais de ser un achádego único en Galicia", apunta Fermín Pérez. El objetivo de estas investigaciones no es sólo el puramente científico sino también poner en valor los hallazgos y darlos a conocer a los vecinos del entorno, para que conozcan su propia historia.

En este sentido, la antigua escuela de Astariz, parroquia de emplazamiento del castro de Santa Lucía, acogió una exposición de los elementos encontrados en las excavaciones, que fue visitada por un centenar de vecinos. Además, éstos también tuvieron la oportunidad de participar en una excursión al propio recinto castrexo, que también fue objeto de otra visita por parte del vicerrector del Campus, Virxilio Rodríguez, y la decana de Historia, Susana Reboreda, acompañados por el alcalde del municipio, Xurxo Rodríguez.

Alumnos de toda España en los equipos

Las características de los yacimientos arqueológicos aconsejan que el número de personas que realizan las excavaciones sea reducido. "En Amoeiro estiveron traballando uns 10 estudantes, outros 18 en Astariz e para San Salvador está previsto un equipo dunhas 20 persoas", indica Fermín Pérez.

Una buena parte de los alumnos que participan en las intervenciones son del Geatt de la Facultad de Historia, pero no todos gallegos. "No castro de Santa Lucía estiveron de Barcelona, Madrid, Alicante, Murcia e Jaén", recuerda el director de la excavación.

Una vez finalizadas las tareas previstas en los recintos, los equipos continúan su actividad en los laboratorios, donde los arqueólogos se dedican al estudio pormenorizado de los restos. El objetivo es plasmar en informes, memorias y publicaciones científicas todos los aspectos relacionados con los proyectos, para su difusión a nivel académico y su expansión posterior en los medios de comunicación.