Allariz

Los arqueólogos descubren en Armea otra casa y la muralla

Allariz

ARQUEOLOGÍA

Los arqueólogos descubren en Armea otra casa y la muralla

Adolfo Fernández, Susana Reboreda, Francisco García, Patricia Valle y Alba Rodríguez, ayer en Armea
photo_cameraAdolfo Fernández, Susana Reboreda, Francisco García, Patricia Valle y Alba Rodríguez, ayer en Armea

El Concello de Allariz y la Universidad de Vigo presentaron el balance de las últimas excavaciones 

La séptima campaña arqueológica en Armea, en la parroquia de Santa Mariña de Augas Santas (Allariz), finaliza este lunes dejando nuevos e impresionantes hallazgos en el conocimiento histórico de la antigua "Cibdá de Armea". Así lo subrayaba Adolfo Fernández, del Grupo de Estudos en Arqueoloxía, Antigüidade e Territorio (Geaat) de la Universidade de Vigo que durante este mes de julio ha desarrollado la campaña arqueológica dirigida por Patricia Valle y fruto de un convenio de colaboración suscrito con el Concello de Allariz.

La intervención en el yacimiento denominado Atalaya, que según los arqueólogos estuvo habitado entre los siglos I y II de nuestra era y cuya extensión rondaría las 4,5 hectáreas, ha permitido dejar al descubierto una nueva "domus" en la zona norte, bautizada también como casa del "trisquel" por la aparición del símbolo en una de las piedras, "cun gran patio enlousado e un pórtico con columnas das que se conservan tres bases", destacó Fernández, al tiempo que confirmaba el descubrimiento de varias estancias de la casa y un canal de desagüe que discurre bajo el suelo hecho en parte con ladrillos.

En esa misma zona también ha salido a la luz un posible almacén con molinos, mientras que en la parte este del yacimiento, junto a la "domus" sur, se han excavado dos estancias que contenían "importantes cantidades de material arqueolóxico e que sinalan que esta zona estaba dedicada á produción de utensilios de metal e vidro", apuntó Fernández.

Fuera de la Atalaya

Unas 30 personas, entre arqueólogos, estudiantes y operarios municipales, han liderado la campaña veraniega que también ha permitido datar el lugar de culto de las "Pioucas da Santa" en la época romana. Asimismo, una incipiente cata arqueológica desarrollada en la finca cedida por un vecino, Manuel Losada, ha permitido descubrir la muralla "dun recinto previo á ocupación romana da Atalaia", matizaba Adolfo Fernández, que confirmó que "o ano que vén seguiremos traballando nesta zona para saber algo máis".

Al acabar el verano, la actividad regresará a Armea para llevar a cabo los trabajos de consolidación en la Atalaya mientras que, en el laboratorio, se llevará a cabo la restauración de los materiales encontrados.

Actualmente, el visitante puede distinguir en la Atalaya de Armea dos "domus" romanas (norte y sur), con sus patios, "lareiras" y mismo un horno, separadas por una gran calle central. Entre las estancias periféricas excavadas en la finca municipal destacan un almacén de alimentos y unas estancias presumiblemente destinadas a la producción artesanal. 

Colaboración entre administraciones

El alcalde de Allariz, Francisco García, y la decana de la Facultad de Historia, Susana Reboreda, visitaron ayer las excavaciones para poner de manifiesto la importancia de la colaboración entre administraciones en el desarrollo de este tipo de proyectos. "Allariz foi pioneira neste tipo de convenios", destacaba Reboreda, impresionada por la magnitud del yacimiento y el trabajo desarrollado este verano por los alumnos de su facultad, así como universitarios llegados desde  Barcelona, Jaén, Madrid, Santiago o Valladolid. A la vista de la magnitud que está adquiriendo el yacimiento de Armea, García Suárez reivindicaba  la implicación y colaboración de la Xunta, a través de la Consellería de Cultura, y de la propia Diputación de Ourense, en futuras campañas "porque isto supera xa o ámbito local", dijo. Este año, las intervenciones arqueológicas en Allariz supondrán un coste de unos 20.000 euros a las arcas municipales. 

Más allá de los datos económicos, el regidor puso el acento en la "gran potencialidade e singularidade do xacemento, que pode aportar moito a esa capacidade de atracción que ten Allariz". Asimismo, adelantó que el Concello editará material divulgativo y renovará la señalización con el objetivo de "contribuír a unha mellor interpretación do espazo e conservalo", dijo.

Más en Allariz