La Región

POLÍTICA - CONCELLO

Cristina Cid toma el testigo de García en un cálido pleno

Entre los asistentes, los dos anteriores alcaldes y la portavoz nacional del BNG, Pontón

Cristina Cid toma el testigo de García en un cálido pleno

Risas, aplausos y alguna que otra lágrima protagonizaron ayer la jornada de toma de posesión de Cristina Cid Fernández como nueva alcaldesa de Allariz. Con sus seres queridos en primera fila, entre los que se encontraba su antecesor Francisco García, la mujer que ha trabajado en primera línea para hacer posible el proceso de desarrollo comercial y turístico de la localidad, asumía con "ilusión" y "certo vertixe" el reto de liderar el bastión de los nacionalistas.

Sin sorpresas de última hora, y siguiendo el consenso y la unanimidad que el grupo de gobierno ha tenido hasta ahora en todo este proceso, Cid Fernández obtuvo el apoyo de los suyos para presidir la Corporación Municipal. En su intervención agradeció el apoyo de sus compañeros, así como del resto del partido que ha confiado en ella para ser candidata a las próximas elecciones municipales. No se olvidó de su antecesor, con quien ha compartido codo con codo 18 años de intenso trabajo en la alcaldía. "Se son sincera, o primeiro día que entrei no despacho tras a marcha de Paco, non puiden evitar chorar", confesaba en petit comité antes de la sesión de ayer

Siguiendo la tónica habitual del grupo de gobierno, la de ayer no fue una designación al uso y la sesión estuvo llena de sorpresas y emoción. Entre el público presente, además de la familia directa de la nueva alcaldesa, figuraban los dos últimos regidores de la villa, el saliente Francisco García y su antecesor -y expareja de la nueva primera edila-, Anxo Quintana. La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, tampoco quiso perderse la histórica votación de ratificación de Cid.