Allariz

Los ladrones de cobre vacían una casa en Paderne de Allariz

Allariz

robo

Los ladrones de cobre vacían una casa en Paderne de Allariz

photo_camera

Los delincuentes sustrajeron 1.600 metros de cable eléctrico que iban a ser instalados en la línea del AVE

El precio del cobre -esta semana se cotizó a 7,10 euros el kilo- está facilitando de nuevo los robos de este tipo de material en la provincia.

Los delincuentes desvalijaron por completo una vivienda en A Vacariza, en el municipio de Paderne de Allariz. El robo se produjo entre los días 8 y 15 de este mes cuando la dueña, identificada como M.C.F., de 73 años, se había ausentado, se encontraban en la ciudad donde reside habitualmente. La afectada se percató el pasado día 16, cuando regresó y comprobó que las dos puertas metálicas de acceso al inmueble estaban destrozadas.

Los delincuentes, una vez en el interior, se llevaron todo lo que encontraron. Comenzaron en la cocina, en la que desmontaron todos los muebles, llevándose incluso la encimera. En el resto de la casa, se apoderaron de todos los grifos y tuberías de agua, enchufes y cables de la instalación eléctrica, además de 300 euros que estaban guardados en un sobre en uno de los armarios.

Los delincuentes destrozaron todos los muebles y, además, se apoderaron de diversas herramientas y maquinaria que había en el bajo. El botín fue valorado en más de 20.000 euros, mientras que los daños fueron cuantificados en 10.000.


Hilo de cobre


Este no fue el único robo de material de cobre en los últimos días en la provincia. Un representante de la constructora Ferrovial Agroman, adjudicataria de uno de los tramos de la línea del tren de alta velocidad (AVE), a su paso por A Mezquita y A Gudiña, identificado como F.A.S., de 44 años, con domicilio en Asturias, denunció la sustracción de 1.600 metros de cable de cobre, cuando lo tenían listo para instalar en uno de los túneles. El robo se produjo en la madrugada del pasado día 16 y el botín fue valorado en 10.000 euros.

En ambos casos, la Guardia Civil mantiene una investigación abierta con el objetivo de identificar a los ladrones. Los agentes descartan que se trate de las mismas personas, pero sospechan que los dos robos fueron ejecutados para aprovechar el material y venderlo en una chatarrería.

En el caso de las obras del AVE, el Instituto Armado, tras realizar una inspección ocular, alertó a sus homólogos de la Guardia Nacional Republicana lusa ante la sospecha de que los delincuentes cruzaran la frontera hacia el pais vecino.


 Detenidos tras 26 robos de material y combustible


El robo de cables de cobre en las obras del AVE es el primero después de que fueran detenidos el pasado mes de marzo por la Guardia Civil dos vecinos de Vinhais, un municipio luso limítrofe con A Mezquita y A Gudiña, como presuntos autores de un total de 26 robos  de material y combustible en los trabajos de apertura de la línea de alta velocidad. Los dos presuntos delincuentes, que ingresaron en la prisión de Pereiro de Aguiar, tenían buena parte del botín en sus viviendas con el objetivo de revenderlo. Les fue intervenido durante un registro llevado a cabo el pasado mes de abril en colaboración con la policía lusa.

Las sucesivas sustracción obligaron a las constructoras a tomar medidas de seguridad. Unas contrataron guardias de seguridad para custodiar la maquinaría  y material durante las horas que no están trabajando. Otras instalaron naves en zonas cercanas a  núcleos habitados para guardar los equipos. Las instalaciones en todos los casos están dotadas de sistema de vigilancia conectados  con las fuerzas de seguridad. 

Más en Allariz