Allariz

Los trabajos en San Salvador descubren un torreón militar

Allariz

hallazgo

Los trabajos en San Salvador descubren un torreón militar

Adolfo Fernández, Susana Reboreda, Cristina Cid y Virxilio Rodríguez atienden a Alba Rodríguez (centro).
photo_camera Adolfo Fernández, Susana Reboreda, Cristina Cid y Virxilio Rodríguez atienden a Alba Rodríguez (centro).

La intervención incluirá ahora la prueba del carbono 14 para datar el origen del yacimiento

La segunda campaña de excavaciones en el Castelo de Mouresiños o de Malpaso, en San Salvador dos Penedos (Allariz), ejecutadas dentro de la convocatoria INOU-17 de la Deputación y el Campus de Ourense con la colaboración del Concello de Allariz, concluía ayer con el anuncio del descubrimiento del torreón de la fortaleza militar.

El Grupo de Estudos de Arqueoloxía, Antigüidade e Territorio de la Universidade de Vigo (Geaat) lleva dos semanas trabajando en la limpieza y excavación en la parte alta del yacimiento, donde han podido localizar el torreón, con una superficie de 16 metros cuadrados, y una estancia anterior (probablemente un patio) con una puerta de entrada. "Era o punto máis alto e creíamos que o había, pero non tiñamos todavía a planta. Este ano limpamos todo e tivemos que escavar unha parte onde está a porta, pero quedou todo bastante delimitado", explicaba Adolfo Fernández que, conjuntamente con Patricia Valle se ha encargado de la dirección científica, mientras que Alba Rodríguez ha sido la responsable del trabajo de campo.

Restos de hierro y fauna

La intervención ha incluido un segundo sondeo en un espacio habitacional ubicado junto a la puerta norte del castillo descubierta en 2016. "Fixemos unha excavación a bastante profundidade para documentar o sistema construtivo do castelo, saber cando se construíu porque pola cerámica e as moedas atopadas o ano pasado, xa sabemos que se abandonou na segunda metade do século XIII", explicaba Fernández, que comentó que con los numerosos restos de madera y óseos de animales encontrados, se realizará la prueba del carbono 14 para datar el origen de la fortaleza. "Nós cremos que podería estar no século X ou principios do XI", matizaba Fernández.

Precisamente una de las novedades de esta campaña radica en la gran cantidad de restos encontrados, tanto en cerámica, como en útiles de hierro (hoces, cuchillos, hojas, cinturones,...) y de huesos de cerdos, vacas, cabras y ovejas. Sobre estos últimos, Fernández comentó que "non existe unha colección de fauna do século XIII no noroeste, o que é moi importante porque nos vai permitir estudar a dieta, saber que comían, o método de corte,...", resumía Fernández.

La campaña incluyó dos sondeos más en la plataforma inferior, donde están las tumbas antropomorfas, con el objetivo de localizar estructuras anexas "pero resultaron negativas", concluían los arqueólogos.

Compromiso para seguir descubriendo “Malpaso"

Los buenos resultados obtenidos en el yacimiento, tanto a nivel arqueológico como de implicación vecinal, son motivos más que suficientes para que, tanto el Concello de Allariz, que ayer estuvo representado por su teniente de alcalde Cristina Cid, como la Universidade de Vigo, a través de la figura del vicerrector Virxilio Rodríguez y la decana Susana Reboreda, mostraran su disposición para que las intervenciones continúen en 2018 en San Salvador dos Penedos. Un yacimiento del altomedieval con un "gran potencial", matizaba Fernández, que comentó a los responsables la posibilidad de llevar a cabo una pequeña reconstrucción de las estructuras en piedra o madera para una mayor comprensión por parte de vecinos y visitantes. 

En esa línea de acercamiento a la población, una de las cuestiones más importantes de esta campaña y que había quedado pendiente el año pasado, ha sido la construcción de unas escaleras de madera para subir a la fortaleza. "Agora a xente poderá subir máis comodamente ata arriba", comentaba Adolfo Fernández, que subrayó que la intervención se completará con la colocación de los paneles explicativos, uno en la aldea de San Salvador y otro en la fortaleza.