Baixa Limia

Seis alcaldes piden la mejora de la conexión lusa con la “raia”

Baixa Limia

Seis alcaldes piden la mejora de la conexión lusa con la “raia”

La carretera autonómica OU-540 que comunica Ourense con Portugal a su paso por Bande.
photo_camera La carretera autonómica OU-540 que comunica Ourense con Portugal a su paso por Bande.
El manifiesto de diez concellos fronterizos urge la reforma en el tramo Ponte da Barca-Madalena

Los alcaldes de los seis concellos que forman parte del Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés firman el manifiesto remitido al Gobierno de Portugal, concretamente a los ministerios de Infraestructuras, Cohesión Territorial y Planeamiento, desde las cámaras lusas de Arcos de Valdevez, Ponte da Barca, Ponte da Lima y Viana do Castelo para la mejora de la carretera que une el enlace IC28-Arcos de Valdevez-Ponte da Barca con la frontera de A Madalena (Lobios). 

Las diez administraciones firmantes, gallegas y portuguesas, piden "que se mejore la infraestructura viaria que nos une y que nos permitirá aumentar la competitividad del interior entre Ourense y Viana do Castelo", resumía el portavoz y presidente de Arcos de Valdevez, Juan Manuel Estévez, quien señala la ciudad de As Burgas como la estación de referencia del AVE para 200.000 potenciales usuarios portugueses que residen en la región de Braga. "Para nosotros será la manera más rápida de llegar al AVE", insiste.

Los presidentes lusos han solicitado una reunión con los máximos responsables de su gobierno para seguir reivindicando en la mejora de la vía, que se corresponde con las carreteras N-203 y N-304-1. Máxime cuando la Xunta de Galicia ya ha licitado la redacción del proyecto de mejora de la OU-540 entre la autovía AG-31 Celanova-Ourense y la propia frontera de A Madalena. 

Alcaldes de ambos lados de la 'raia', incluidos los de la vecina Terra de Celanova, consideran imprescindible que la obra proyectada por la Xunta para la Baixa Limia continúe en Portugal hasta Ponte da Barca, algo que reduciría considerablemente los tiempos de conexión con Oporto, ciudad que está solo a 100 kilómetros de la frontera gallega.

Puentes y menos curvas

Los estudios previos en los que trabajan las cámaras lusas, y que aspiran a que se plasmen en un proyecto integral, contemplan una intervención sobre la carretera actual, mejorando los casi 30 kilómetros que atraviesan una decena de núcleos de población. Juan Manuel Estévez descarta un trazado nuevo dado el coste económico y mismo ambiental que eso supondría, dada la compleja orografía del terreno y su protección (atraviesa el único parque nacional luso, el Peneda Gerês). "Nuestra petición pasa por hacer un vial más ágil, alargar las franjas de adelantamiento, suavizar las curvas y evitar el paso por las travesías urbanas creando puentes superiores", describía Estévez, quien calcula que la intervención ronda los 9-10 millones de euros, cifra similar a la estimada por la Xunta para mejorar los 34 kilómetros que separan Celanova del puente de Lindoso.

Te puede interesar