Baixa Limia

Bande pretende explotar el agua termal de As Conchas

Baixa Limia

BAIXA LIMIA

Bande pretende explotar el agua termal de As Conchas

Una de las pozas acondicionadas por el Concello para el uso gratuito de los visitantes (MARCOS ATRIO)
photo_cameraUna de las pozas acondicionadas por el Concello para el uso gratuito de los visitantes (MARCOS ATRIO)

Estudia la canalización del manantial hasta una zona que no sea alcanzada por el embalse

El Concello de Bande está llevando a cabo el expediente necesario para lograr la explotación de los manantiales de O Baño, en las orillas del embalse de As Conchas. "Levamos moitos anos traballando no proxecto de dinamización termal, pero non foi ata agora que puidemos solicitar o aproveitamento, ao caducar o expediente do anterior solicitante", explica el alcalde, José Antonio Armada.

La declaración de las aguas minero-medicinales, que está tramitando ante la Dirección Xeral de Enerxía e Minas (dependiente de la Consellería de Economía e Industria), dará al Concello la potestad para actuar directamente sobre el manantial y no como hasta ahora, cuyas actuaciones estaban limitadas al exterior del mismo. "O noso obxectivo é levar a cabo un proxecto de aproveitamento das augas en beneficio de Bande e os seus veciños", enfatizaba el regidor en referencia a posibles proyectos relacionados con la explotación de las aguas que genere riqueza y empleos en el municipio. Entre las actuaciones, no descarta la canalización del agua de alguna de las pozas hasta un punto superior de la cota, para que su uso y disfrute no se vea interrumpido cuando sube el nivel del agua de As Conchas, que anualmente anega por completo la zona termal durante varios meses.



Beneficios para la salud

Paralelamente a la declaración el aprovechamiento minero-medicinal del manantial, que requiere un complejo expediente con informes, analíticas y datos sobre el manantial y su caudal, el grupo de gobierno está solicitando su declaración termal, con el objetivo de promocionar su uso en un futuro. El agua, que según un informe de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil alcanza una temperatura máxima de 48 grados, tiene unas cualidades físicas y químicas que la hacen indicada para el tratamiento de dolores reumáticos, trastornos de la piel, el aparato hepato-digestivo y las vías respiratorias.

La tradición termal de O Baño se remonta a la época romana, estando vinculada al campamento Aquis Querquennis, ubicado a escasos metros, y fue transformándose a lo largo del tiempo hasta convertirse en Casa de Baños en el siglo XIX (hasta la construcción del embalse). Tras su llegada a la alcaldía en 2007, Armada llevó a cabo varias intervenciones en el entorno que permitieron el acondicionamiento de dos de las tres pozas existentes y la recuperación de algunas de las antiguas bañeras.

Más en Baixa Limia
Comentarios