La Región

Bande prohíbe en la zona termal las acampadas

Crecen las quejas por los residuos y el mal uso de las instalaciones
El Concello quiere limitar las actividades que puedan afectar al mantenimiento del espacio público.
El Concello quiere limitar las actividades que puedan afectar al mantenimiento del espacio público.
Bande prohíbe en la zona termal las acampadas

Durante este verano y las últimas semanas las termas romanas de Bande, situadas al lado del embalse de As Conchas, están siendo el espacio elegido para acampadas, hogueras y otras actividades, pese a estar prohibidas. 

Ayer mismo se localizaban por la zona un par de tiendas de campaña, así como bolsas de basura tiradas, ropa y hasta tazas y cuchillos cerca de la zona de baño. Estos elementos conviven diariamente con las decenas de turistas que se dejan caer por las termas. Y este desorden se produce pese a que en el espacio hay varios carteles que aclaran cuáles son las condiciones de uso de los espacios. Entre la reglamentación específica se alude a que se prohíbe acampar, hacer fuego, tener animales sueltos o echar basura fuera de las zonas habilitadas.

"Cuando está el personal del concello por la zona se avisa a los campistas de que está prohibido", dice el alcalde de bande

No obstante, según las evidencias que quedan en la zona, algunos usuarios no respetan estas normas, lo que desencadena una serie de avisos y de denuncias por parte de otros turistas que se pasan por las termas para disfrutar de un baño y que sí hacen uso correcto de las instalaciones.


Una excepción


La presencia de visitantes es cada vez más alta, y pese a que estas actividades "no son la norma general", es cierto que se han producido "algunos incidentes relacionados con las fogatas y los campistas", como reconoce el alcalde del Concello de Bande, José Antonio Armada. Desde el ayuntamiento se hacen visitas periódicas para intentar acabar con esos comportamientos y se advierte a los visitantes que no pueden acampar ni hacer fuego. "Cuando está el personal del concello por la zona se avisa a los campistas de que está prohibido, además tenemos constancia de que se han hecho algunas denuncias", continúa explicando el regidor de Bande. Pero lo cierto es que se siguen sucediendo este tipo de comportamientos por parte de algunos visitantes.


Cooperación y vigilancia


El concello buscará la cooperación para solucionar esta problemática ya recurrente. "Vamos a solicitar ayuda a la Subdelegación del Gobierno para que nos eche una mano con respecto a estos comportamientos", finaliza el alcalde de Bande, con la esperanza de erradicar la presencia de estas actividades.