Baixa Limia

El documento de uso y gestión del Xurés estará listo en 2021

Baixa Limia

INCENDIOS

El documento de uso y gestión del Xurés estará listo en 2021

Plácido Álvarez, Ángeles Vázquez, Mari Carmen Yáñez y Gabriél Alén observan la sierra calcinada en Lobios.
photo_cameraPlácido Álvarez, Ángeles Vázquez, Mari Carmen Yáñez y Gabriél Alén observan la sierra calcinada en Lobios.
La conselleira Ángeles Vázquez anunció un plan de recuperación de las zonas calcinadas este verano

nnn Un ennegrecido valle del río de Vilameá, en Lobios, fue el telón de fondo sobre el cual la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, se comprometió ayer a que el Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés contará con un Plan rector de uso y gestión (PRUG) en 2021. Un documento que asociaciones, comuneros, políticos y vecinos llevan años reclamando y del que nada se sabe desde que en 2018 se anunció su redacción. "Este parque ten que contar con un PRUG que clarifique as situacións en si. Poñer as zonas de máxima protección onde fagamos o esforzo correspondente, pero sobre todo poñer o parque como ese lugar fantástico de destino turístico e de produtos de calidade, para que sexa un atractivo e un motor económico e de dinamización destes concellos", dijo Vázquez.

La máxima responsable de Medio Ambiente visitó, acompañada de los regidores de Muíños y Lobios, así como de trabajadores del parque, esta zona calcinada en el incendio de principios de septiembre. En este sentido, aseguró que ya están trabajando con Medio Rural en un estudio de la situación del suelo y su erosión, que se completará con un mapa con los distintos tipos de suelo. El plan, que contará con los concellos, incluirá acciones de reforestación utilizando semillas autóctonas, el refuerzo de la vigilancia coordinada en épocas de mayor riesgo con la posibilidad de introducir cámaras móviles, así como medidas para prevenir las áreas que no se han quemado todavía con el diseño de nuevas pistas y la discontinuidad de las masas forestales, entre otros.

Problema social

Sobre los incendios, Vázquez reconoció que el Xurés tiene un "problema social" con su correspondiente repercusión medioambiental que, según datos de Medio Rural, este año se ha traducido en 2.140 hectáreas protegidas calcinadas. "Un 7% das preto de 30.000 hectáreas que ten o parque", dijo Vázquez, quien aboga por potenciar la riqueza natural y patrimonial que todavía conserva el Xurés. "Temos unha imaxe que é terrible, pero quedan outras fantásticas. Nin por asomo se lle pasa á Xunta de Galicia quitar o cualificativo de parque natural. O que hai que facer é perseguir a eses incendiarios", dijo tendiendo la mano a los colectivos ecologistas para que "traballen con nós, non para defenestrar a zona, senón para poñerla en valor".

La conselleira señaló, ante las reiteradas peticiones de los alcaldes de poner cerco a los fuegos procedentes de Portugal, que existe colaboración con el país vecino en materia de incendios, aunque se convocará una reunión entre las direcciones de ambos parques, que comparten la Reserva de la Biosfera Transfronteriza, porque "todo é mellorable". En cuanto a la posibilidad de crear brigadas de prevención de incendios todo el año, Vázquez cifró en 30 las personas que están trabajando en el parque en la actualidad. "Seguramente se necesitaría máis persoal, pero temos que priorizar e ser sensatos. Estamos nun momento covid", dijo.

En su visita a la zona, la responsable de Medio Ambiente hizo hincapié en el apoyo de la Xunta al Xurés y recordó que el pasado agosto se resolvieron ayudas por valor de 945.111 euros a 73 entidades del Xurés (cinco concellos, nueve empresas y 57 particulares) para la recuperación del patrimonio etnográfico.