La Región

SUCESO

Muere calcinada en su finca de Bande cuando quemaba maleza

Dosinda Fernández, de 83 años, vivía sola en Güin y su cadáver fue encontrado 48 horas después 

Zona en la que tuvo lugar el suceso, en Bande. (M. PINAL).
Zona en la que tuvo lugar el suceso, en Bande. (M. PINAL).
Muere calcinada en su finca de Bande cuando quemaba maleza

El cadáver de Dosinda Fernández Dabouza, una vecina de Güin (Bande) de 83 años, fue hallado completamente carbonizado a las 18,25 horas del pasado domingo en una finca conocida como A Sartá. Cuarenta y ocho horas antes, un pequeño incendio se declaró en ese terreno, siendo sofocado por los efectivos antiincendios de Medio Rural.

La Guardia Civil mantiene una investigación abierta para esclarecer el fallecimiento de la mujer. Las primeras hipótesis apunta a que plantó fuego a última hora del viernes para quemar maleza y las llamas se propagaron a sus ropas, lo que provocó que falleciera abrasada, sin que nadie se diera cuenta hasta 48 horas después.

 

La mujer residía sola en la localidad de Güin, donde tiene familiares, incluida una hermana, Carmen Fernández, que no se percató de su ausencia hasta la tarde del  domingo cuando otra vecina con la que solía pasear la víctima, le preguntó si la había visto, dado que no estaba en su casa. "Díxenlle que non", aseguró Carmen Fernández, añadiendo que  "o preguntarlle eu por ela, comentóume que estiveran xuntas na noite de venres apagando o lume e que a vira caír. Díxenlle: 'Por que non fuches xunto de ela?'. Contestoume que lle colleu o bolso e veuse para casa, que xa era noite". 

El fuego se extendió por el terreno y al lugar acudieron brigadas forestales, que no se percataron del cadáver mientras apagaban el fuego. En Medio Rural reconocen que en la finca se produjo un conato de incendio, puntualizando que hay una investigación judicial abierta, que será la que esclarezca las causas del fallecimiento de la octogenaria, cuyo cadáver fue trasladado al CHUO para realizar la autopsia.

La Guardia Civil recababa este lunes información sobre la relación de la fallecida con los vecinos y familia. +


Se recupera el rues que se quemó en otro incendio


La vecina fallecida en Güin –según Medio Rural no tenía autorización para plantar fuego– es la segunda persona de la provincia alcanzada por las llamas tras quemar rastrojos en los últimos días. El pasado viernes, otro vecino de A Rúa también sufrió quemaduras graves al propagarse a sus ropas el fuego durante una quema. En este caso, varios vecinos acudieron en su ayuda al verlo en envuelto en llamas y le salvaron la vida. Se  recupera de las heridas.