Baixa Limia

Lobios liquida sus deudas tras abonar facturas por importe de 280.000 euros

Baixa Limia

BAIXA LIMIA

Lobios liquida sus deudas tras abonar facturas por importe de 280.000 euros

El gobierno local centra ahora sus esfuerzos en construir una residencia

El grupo de gobierno del Concello de Lobios acaba de aprobar en pleno una modificación de crédito para hacer frente a la cancelación del crédito adquirido en 2012 para el pago a proveedores. Se trata de una partida de 40.000 euros que se une a lo amortizado en 2013, hasta saldar los 140.735 euros solicitados a través de esta medida del Gobierno central. "Estamos satisfeitos porque conseguimos liquidar o pago destas facturas pendentes que son anteriores a entrada deste novo grupo de goberno no Concello", remarcaba la alcaldesa, Mari Carmen Yáñez, en referencia al periodo de gobierno del bipartito PSdeG-BNG (2007-2011) y del PP (anterior a 2007).

La gestión en estos últimos tres años, los primeros en política activa de la regidora "popular", ha sido "moi difíciles tanto pola débeda que había a nosa chegada como pola crise económica, que mudou a forma de facer as cousas", comenta Yáñez y matiza "como antes as subvencións viñan para o 100% da obra e agora non, os concellos temos que aportar unha parte e iso non sempre é fácil".

Los 140.735 euros en deudas pendientes que se saldarán este mes, una vez se cumplan los plazos preceptivos de exposición pública y aprobación definitiva, se unen a los que ya se han pagado en los ejercicios anteriores. "Dende a nosa chegada fixemos tres recoñecementos extraxudiciais no 2011, 2012 e 2013 por importe de 54.971,05,66.328,67 e 18.620,49 euros respectivamente", resume Yáñez en referencia a facturas por el arreglo del centro de salud, de vehículos, obras menores o fiestas.

Para hacer frente a todo este montante, que alcanza los 280.000 euros, y tener al día las cuentas propias, el grupo de gobierno y personal ha tenido que apretarse el cinturón. Reducir el gasto de oficina, la colocación de una centralita que gestione a través de una única línea todas las llamadas a las oficinas municipales, el ahorro propiciado por la ejecución de reformas en el alumbrado o la negativa a seguir organizando las fiestas de verano han sido algunas de las medidas adoptadas. "Entendo que os veciños o perciben, porque os datos están sobre a mesa, pero penso que é un cambio que fixemos para ben na xestión municipal. Non fixemos tódalas obras que quixemos, pero penso que tampouco minguamos os servizos as cidadáns", matiza la alcaldesa al tiempo que recuerda las obras en la plaza Roja, el nuevo polideportivo, los vestuarios del campo de futbol o el Grupo de Emergencias Supramunicipal.



Proyectos a medio plazo

De cara al próximo ejercicio, Yáñez reconoce que "seguiremos na mesma línea de austeridade para saldar algunha débeda pendente, como un préstamo anterior a nosa chegada de 127.000 euros". Si bien reconoce que, a medio plazo, ya están trabajando en nuevos proyectos como la apertura de una residencia (no hay ninguna en el ayuntamiento) y la puesta en valor del termalismo en Río Caldo "coa colaboración da Xunta e da Deputación e falando cos axentes afectados, gustaríannos levar a cabo un proxecto integral para toda á zona con novas instalacións que beneficien a todos", concluye.