ENTROIDO - LOBIOS

Los más pequeños brillaron en la gran fiesta de disfraces del pabellón

La lluvia obligó a modificar la programación inicial, que incluía un desfile hasta la plaza Roja, por una celebración bajo cubierta

El pabellón congregó a follateiros, madamitas o brujos en una celebración que concluyó con la entrega de premios.
El pabellón congregó a follateiros, madamitas o brujos en una celebración que concluyó con la entrega de premios.
Los más pequeños brillaron en la gran fiesta de disfraces del pabellón

"E se chove, que chova!", pensaron este martes en Lobios, donde la adversa climatología no restó ni un ápice de diversión a los festejos de Don Carnal en la capitalidad. No hubo desfile por A Siera desde el cuartel de la Guardia Civil hasta la plaza Roja, como estaba previsto. Pero sí música, disfraces y mucho sentido del humor en la celebración que se trasladó al pabellón de deportes, el plan B del Concello de Lobios para estas ocasiones.

El interior del recinto deportivo albergó un improvisado desfile en el que se dejaron ver los follateiros, un traje que aspira a convertirse en la figura representativa del Entroido local, pero también madamitas de Entrimo y cabreiros de Muíños, además de los tradicionales gnomos, brujas, piratas, animales salvajes y famosos cargados de buena retranca gallega. El "embruxo lobiano" hasta permitió que tomaran vida los miliarios que marcan el camino romano de la Vía Nova.

Los más pequeños fueron los que mejor se lo pasaron en una tarde donde no faltaron los hinchables y los juegos tradicionales, estos últimos para todas las edades. Para reponer fuerzas y, antes del reparto de premios a los mejores disfraces en las categorías individual, juvenil-seniors, grupos o comparsas y carrozas, todos los asistentes disfrutaron de una chocolatada.