Baixa Limia

Minas de Galicia estudia el uso turístico de la de As Sombras

Baixa Limia

patrimonio

Minas de Galicia estudia el uso turístico de la de As Sombras

Uno de los antiguos edificios utilizados por los mineros.
photo_cameraUno de los antiguos edificios utilizados por los mineros.
Cuenta ya con la autorización favorable de los comuneros de Lobios, propietarios de los terrenos

La Mina das Sombras, situada en Lobios, podría convertirse en un reclamo turístico y un punto de referencia para el estudio minero y geológico gracias al Colegio Oficial Minero de Galicia. La entidad se encuentra ahora mismo en una fase "moi inicial" de estudio de las posibilidades que presenta el entorno para poder lanzar propuestas relacionadas con el pasado minero de la zona. 

La Mina das Sombras fue una explotación de wolframio que cesó su actividad hace alrededor de medio siglo y, desde entonces, no ha vuelto a haber vida en los edificios donde antaño vivían los trabajadores, si bien todavía se mantienen en pie. Este sería uno de los mayores atractivos que la mina de Lobios presentaría para la Cámara Minera al constituir "un conxunto interesante e didáctico tamén do propio proceso mineiro". Así lo explica el secretario del organismo, Diego López, asegurando que "no caso de que vexamos unha oportunidade viable, faremos as propostas". 

Por el momento, la entidad cuenta ya con la autorización favorable de los comuneros de Lobios, propietarios de los terrenos donde se ubican las instalaciones mineras. Su presidente, Domingo Rodríguez, ya ha firmado el documento por el que los miembros de la comunidad de montes acceden a que la Camara Oficial Minera acometa acciones de acondicionamiento tanto de las edificaciones como de los accesos hasta la mina, una iniciativa que recibirían con satisfacción, puesto que se muestran abiertos a "todo o que sexa mellorar a zona e poñela en valor". 

Fue durante la redacción de un documento que recogía el patrimonio minero de Galicia cuando la Cámara habría puesto su foco en la Mina das Sombras debido al grado de conservación de las edificaciones y su potencial como futuro espacio museístico. De lograr convertir esta idea en una propuesta firme y en una iniciativa sólida, la recuperación de las instalaciones tendría un plus añadido. "Sempre ten o valor de que son os edificios orixinais", explica Diego López sobre el proyecto. 

La Mina das Sombras tuvo su época de apogeo durante la Segunda Guerra Mundial, cuando el wolframio era muy demandado, sobre todo por el ejército alemán, para evitar que el hierro de las armas se sobrecalentase. No solo las empresa concesionarias se beneficiaron de la explotación en Lobios, sino que muchos vecinos también utilizaron el wolframio para el estraperlo. "Hai moitas historias en torno a esta mina", recuerda Domingo Rodríguez.