Baixa Limia

“Las monedas acuñadas en la provincia son rarísimas y un orgullo"

Baixa Limia

ENTREVISTA

“Las monedas acuñadas en la provincia son rarísimas y un orgullo"

Jaime Paz Molina.
photo_cameraJaime Paz Molina.

La Estación Marítima de Vigo acoge este fin de semana el "I Congreso y 36ª Feria Numismática", un foro de análisis, debate, venta y exposición de monedas desde el siglo IV antes de nuestra era hasta la actualidad coorganizado por el ourensano Jaime Paz Molina.

La Estación Marítima de Vigo acoge este fin de semana el "I Congreso y 36ª Feria Numismática", un foro de análisis, debate, venta y exposición de monedas desde el siglo IV antes de nuestra era hasta la actualidad coorganizado por el ourensano Jaime Paz Molina. Con raíces en la Baixa Limia, y más concretamente en Lobios donde hace 20 años su padre Jaime Paz creó el Museo Numismático, Paz Molina analiza el mercado provincial. 

¿Cómo surgió la idea de organizar este primer congreso gallego?

Lo cierto es que este proyecto lo tenía pensado realizar mi padre y en homenaje a él, que en noviembre hará diez años de su fallecimiento, me he volcado en este proyecto tras apreciar que la gente ha comenzado a desconfiar en coleccionar monedas y en la numismática, por la mala praxis de algunos. 

¿Cómo valoraría la riqueza numismática en la provincia?

Ourense tiene una riqueza impresionante y las monedas acuñadas en nuestra provincia son rarísimas: la moneda Sueva de Valentiniano III, un tremis de oro acuñado en Ourense o las monedas visigodas del Rey Recaredo I. También hay medallas importantes o las acuñaciones de la cocina económica y podemos estar orgullosos de tener acuñaciones en la Baixa Limia, que ha sido un paso fronterizo por donde discurrió Marco Junio Bruto o el mismo rey visigodo Recaredo. Y cerca, en Celanova, tenemos un importante castro y la ceca de Milmanda.

¿De qué manera ha afectado la crisis a la numismática?

Últimamente estoy apreciando un resurgir de coleccionistas, pero es cierto que la crisis ha provocado una bajada en las compras de muchos coleccionistas. Aunque también ha afectado en forma positiva a aquellos coleccionistas que invirtieron en moneda de colección asesorados por un autentico numismático, porque la venta de algunas monedas les ha sacado de algún apuro económico.

¿Es una afición elitista o está al alcance de cualquiera? 

Coleccionar no es caro, se puede coleccionar una moneda romana de hace 2.000 años por 40 euros. También hay monedas carísimas, todo depende del año de acuñación, conservación y de cuántas se acuñaran.