La Región

BAIXA LIMIA

Muíños ampliará sus senderos fluviales con el “Raia Termal”

Confederación Hidrográfica y Diputación invertirán 307.000 euros en actuaciones ambientales

Las orillas del embalse de As Conchas, en la playa fluvial de O Corgo (Muíños).
Las orillas del embalse de As Conchas, en la playa fluvial de O Corgo (Muíños).
Muíños ampliará sus senderos fluviales con el “Raia Termal”

El Concello de Muíños verá ampliada próximamente su red de senderos naturales con los proyectos de mejora y acondicionamiento de los caminos alrededor de los embalses de As Conchas y Salas, en el marco del proyecto europeo Raia Termal que lideran la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil y la Diputación provincial de Ourense, así como las cámaras portuguesas de Melgaço y Terras do Bouro.

El pleno de la corporación autorizaba recientemente al alcalde, Plácido Álvarez, para la firma del convenio de colaboración con el Organismo de Cuenca, quien será el encargado de licitar las actuaciones valoradas en 145.000 euros. En las orillas del embalse de As Conchas, los trabajos consistirán en la ejecución de una senda peatonal desde el complejo turístico y deportivo de O Corgo hasta la isla de Pazos y la mejora de los accesos a las playas fluviales de O Corgo desde O Rañadoiro. En el caso del entorno fluvial del Salas, los fondos europeos permitirán acondicionar un sendero hasta la central.

Los nuevos accesos a los entornos fluviales no serán las únicas actuaciones incluidas en el proyecto europeo Raia Termal para Muíños. La Diputación de Ourense liderará la construcción de una novedosa estación depuradora de aguas residuales (Edar) en el núcleo de Barxés, con el objetivo de mejorar la calidad de las aguas residuales que acaban en la cuenca del río Limia. Esta actuación, matizaba Álvarez Dobaño, está valorada en 162.000 euros "polo que a inversión no noso Concello do marco do Raia Termal superará os 300.000 euros", dijo.


Bande, Cortegada y Lobios


El proyecto europeo permitirá llevar actuaciones de diversa índole en los concellos de Bande, Cortegada, Lobios y Muíños. En el primero de los concellos, capitalidad de A Baixa Limia, se ha ejecutado ya la reforma interior de la antigua escuela de O Baño para ser destinada a posada turística, pero trámites administrativos mantienen por el momento paralizada la mejora de un sendero que conecte dicho espacio con la zona termal de O Baño, así como la construcción de un área de autocaravanas en Porto Quintela.

La Confederación Hidrográfica y el Concello Lobios todavía no han firmado el convenio que de luz verde a la ejecución de una ciclovía y un azud desmontable en la zona termal, ambos en la parroquia de Río Caldo. Solo Cortegada rubricaba, a finales del año pasado, el acuerdo que le permite avanzar en la construcción de unas piscinas exteriores termales, la señalización de la ruta "Terras de Cortegada", así como el acondicionamiento del entorno del balneario, en este último caso, liderado por la Deputación de Ourense.


Centro de interpretación del agua


Dentro de su política de poner en marcha iniciativas que atraigan visitantes, siempre en conexión con una idea de  municipio respetuoso con el medio ambiente, Muíños será  el primero en crear un centro de interpretación del ciclo del agua orientado especialmente a los procesos de depuración sostenible.

Se trata de una experiencia pionera en la sensibilización sobre la depuración de aguas residuales urbanas utilizando plantas y elementos  naturales para la depuración. El sistema no requiere ningún elemento químico, sus costes de mantenimiento son extremadamente bajos y no se generan olores ni residuos.

La instalación, que pretende ser un punto de divulgación y formación, contará con una ecolaguna y se ubicará en la zona de O Corgo, ocupando una extensión de 3.453 metros cuadrados. Se habilitará un centro de interpretación del ciclo del agua y se instalarán paneles informativos sobre los diferentes procesos que son necesarios para la captación, distribución y recuperación del agua. El objetivo de esta planta de tratamiento, que ha sido desarrollada por la empresa ourensana Ecolagunas, aparte de realizar su labor de depuración, es la de servir de ejemplo para estudiantes y ciudadanos, y sensibilizar al visitante sobre la necesidad de utilizar coherentemente el agua y de depurarla eficazmente para reutilizarla dentro del entorno.