Baixa Limia

El nuevo geodestino unirá el Xurés con Terra de Celanova

Baixa Limia

PROYECTO - TURISMO

El nuevo geodestino unirá el Xurés con Terra de Celanova

Rosendo Luis Fernández, José Antonio Armada y José Manuel Rodríguez presidieron la reunión de alcaldes.
photo_cameraRosendo Luis Fernández, José Antonio Armada y José Manuel Rodríguez presidieron la reunión de alcaldes.

Alcaldes y representantes de 15 concellos han acordado constituir un único territorio en clave turística

La creación de un destino y un producto turístico único y diferenciado que aglutine a los concellos que conforman la Baixa Limia (Bande, Entrimo, Lobeira, Lobios y Muíños) y Terra de Celanova (A Bola, A Merca, Cartelle, Celanova, Gomesende, Quintela de Leirado, Padrenda, Pontedeva, Ramirás y Verea) centró ayer una nueva reunión del geodestino turístico. Alcaldes y alcaldesas de las dos comarcas se dieron cita en Bande para oficializar su adhesión y aprobar las primeras acciones diseñadas para este mismo ejercicio.

Iniciativas que, por parte de algunos concellos, se solicitó que se gestionen directamente y no a través de una empresa privada, y que pasan por la selección de una marca e imagen corporativa. "Hay que dejarse de localismos y poner en valor como conjunto dos comarcas con una oferta muy importante. Coordinar actuaciones y apostar por el turismo", dijo el alcalde de Muíños, Plácido Álvarez, uno de los que expresó su malestar por los continuos retrasos en la constitución del grupo.

Tras varias desavenencias y la amenaza de varios regidores con dejar el geodestino por cuestiones económicas, los organismos implicados acordaron una rebaja de la aportación municipal global de 24.000 euros para 2018 a repartir entre los distintos concellos (Celanova aportará 4.000 euros, el resto algo menos hasta los 1.000 euros fijados para los más pequeños). El presupuesto anual para este año, fijado en 83.000 euros, se completará con los 24.000 euros del Inorde y los 35.000 euros que abonará la Xunta a través de la Axencia de Turismo de Galicia.


Touroperadores


La creación de un producto turístico de base natural y la puesta en marcha de visitas interpretativas son otras de las actuaciones previstas para este ejercicio, donde también se contempla una plataforma web y de gestión de redes sociales, la edición de material divulgativo, así como la promoción en ferias, eventos deportivos y culturales de los productos del geodestino y el impulso a la gastronomía.

Todo ello para conformar una oferta atractiva y conjunta que poder vender a touroperadores. "La unión hace la fuerza", resaltaba el alcalde de Celanova, José Luis Ferro, consciente y sabedor que la villa de San Rosendo será de las más beneficiadas a la hora de atraer un mayor número de turistas. "Esto es dar continuidad al trabajo que venimos desarrollando de promoción y apuesta por el turismo, especialmente en la atención y servicios a los visitantes", dijo Ferro.

Una vez oficializada la incorporación de los 15 concellos y consensuadas las primeras acciones, los regidores se volverán a reunir antes de final de mes para la firma del acuerdo de constitución.


Un territorio dominado por la piedra y la naturaleza 


El patrimonio monumental y la naturaleza son el plato fuerte de dos comarcas vertebradas por los caminos naturales de la Vía Nova y San Rosendo. Eclipsados por la importancia y magnitud del Monasterio de San Salvador de Celanova, con la capilla mozárabe de San Miguel compitiendo en visitantes con la visigótica de Santa Comba de Bande, el geodestino pretende poner en valor y que los territorios saquen provecho de los innumerables recursos que conservan. 

Desde el conjunto de canastros de A Merca hasta la Torre de Sande en Cartelle, pasando por la riqueza megalítica que comparten los concellos de la Serra do Leboreiro, los yacimientos romanos erigidos entorno a la Vía Nova. Serán premisas este geodestino ayudar a consolidar la oferta termal concentrada en la Baixa Limia, la ecuestre de O Mundil, el turismo de autocaravanas, los centros BTT o del complejo deportivo de O Corgo, pero también sacar más provecho de las áreas fluviales del Ourille, Arnoia, Pacín y As Conchas. Sin olvidar la arquitectura religiosa, con santuarios singulares como la Armada, A Guía, O Cristal, As Maravillas, Clamadoira, Couso, O Viso,... 

El Parque do Xurés es la joya ambiental de la zona, pero no la única. En torno a innumerables rutas se pueden descubrir parajes únicos dentro de la Reserva Fluvial Transfronteriza Troncoso-Leboreiro y dos Reservas de la Biosfera en A Bola (dentro del Área de Allariz) y el propio  Gerês-Xurés. 

Más en Baixa Limia