Celanova

Celanova presume de belén enxebre

Celanova

Navidad

Celanova presume de belén enxebre

La parroquia de Rabal, en el concello de Celanova, acoge un particular belén en el que las tradicionales figuras de todo nacimiento se integran, de forma natural, en un paisaje de lo más enxebre

Desde el pasado 22 de diciembre está abierto al público el belén de la iglesia de A Armada, en la parroquia de Rabal, en Celanova. Un nacimiento que destaca por un detalle esencial y es su apuesta por la imaginería más enxebre. "El nacimiento está ambientado en las casonas típicas de la comarca de Celanova y cuentan con todos los detalles posibles en su interior, desde los muebles típicos de madera, pasando por la ropa blanca tendida, el huerto con su propio erizo para matar los posibles bichos nocivos para los productos hortícolas...", explica María Dolores González Lemos, que es la promotora de este belén y su artífice principal... aunque no el único.

Durante el pasado mes de octubre "contamos con un taller en el que participaron mayores y pequeños, que ayudaron con las figuras, elaboradas con una pasta parecida a la plastilina y pintadas la mayoría por mí, pero también con ayuda de niños y padres", apunta la autora del nacimiento.

En cuanto a las distintas construcciones que se reparten a lo largo de los alrededor de 20 metros cuadrados del nacimiento, fueron creados sobre una base de porexpan y en su interior se puede apreciar desde la típica alacena con una perfecta disposición de vasijas de barro, tazas de vino o incluso un jamón a la espera de ser cortado, pasando por una chimenea con los chorizos y botelos secándose a la espera de encontrar el punto idóneo para ser consumidos. Tras la ventana de aquel edificio se puede casi escuchar el ronronear de un gato que disfruta encima de la colcha de una cama tradicional, mientras en el huerto se pueden ver las tomateras y las lechugas a la espera de ser recogidas.

Es el Belén de A Armada, una apuesta por la arquitectura tradicional, un nacimiento de lo más enxebre.