Celanova

El Centro Comercial Aberto nace para aumentar la clientela en Celanova

Celanova

Comercio

El Centro Comercial Aberto nace para aumentar la clientela en Celanova

La céntrica calle Emilia Pardo Bazán, una de las más concurridas de la villa de San Rosendo.
photo_camera La céntrica calle Emilia Pardo Bazán, una de las más concurridas de la villa de San Rosendo.
Un total de 120 establecimientos integran la iniciativa que abre la posibilidad a nuevas ayudas

El comercio y la hostelería local busca nuevas fórmulas para superar la crisis del coronavirus y, al mismo tiempo, revitalizar el carácter comercial que antaño tuvo la villa de San Rosendo. La aprobación del Centro Comercial Aberto celanovés por parte de la Xunta se perfila como una herramienta clave para la profesionalización del sector, uniendo al colectivo y abriendo nuevas líneas de financiación con las que adaptarse a los nuevos tiempos.

La figura de un gerente ha sido, hasta la fecha, la imagen más visible del nuevo Centro Comercial Aberto (CCA) que próximamente instalará las banderolas identificativas en las diferentes calles del casco urbano. 

Una representación de los cerca de 120 establecimientos del CCA, una autorización que otorga la Xunta a aquellas villas con una red comercial diversa, amplia, con historia y en un núcleo urbano específico, se reunía esta semana en el Auditorio Ilduara para preparar las acciones a desarrollar a corto y medio plazo. "Tenemos que ver cómo hacemos cosas siendo prudentes", apuntaba Jorge Cardoso, presidente del colectivo, con la mente puesta en la concurrida "Feira do Stock" de agosto. "Es necesario dispersar a la gente, por lo que sacaremos el evento del Claustro Barroco y lo llevaremos a las calles, con un fin de semana de tiendas abiertas y ambientación musical", describía Cardoso, quien confirmó que ya están mirando las nuevas subvenciones específicas para los CCA, entre las que se encuentra la contratación de un repartidor. "Un servicio muy interesante para la hostelería, para comidas y cenas los fines de semana, pero también para el comercio", dijo.

La actualización de la imagen en internet es otra de las líneas abiertas. "Una de las ideas es crear una tienda "online" con bonos regalo, pensando en esos emigrantes que acostumbraban a venir en verano y compraban regalos para sus seres queridos en nuestro comercio. Queremos ofrecerles la posibilidad de seguir haciéndolo, pero desde sus lugares de origen", explicaba.

Actividades de viernes a domingo

El tejido comercial local participa, a través de un acuerdo entre el Concello de Celanova y el Grupo de Desenvolvemento Rural Limia-Arnoia, en la campaña "Sen ir máis lonxe", que persigue promocionar e incentivar las compras en el comercio local, sorteando 8 vales por valor de 180 euros. Desde el Concello que lidera Antonio Puga reiteraban su apoyo al comercio y confirmaban que, en los próximos días, darán a conocer la programación cultural y de ocio para este verano donde se hará especial énfasis en "atraer xente as fins de semana", matizaban. La programación incluirá, de viernes a domingo, actividades de pequeño formato y aforo reducido para diferentes públicos (monólogos, teatro infantil, conciertos, pasacalles...). Además, aunque no habrá procesión nocturna, se fomentará la decoración de fachadas con faroles para recordar A Ramallosa.

Más en Celanova