Celanova

El centro de salud recupera el servicio de radiodiagnóstico

Celanova

El centro de salud recupera el servicio de radiodiagnóstico

El nuevo equipo digital, de 108.000 euros, permitirá agilizar las pruebas y reducir la exposición

Vecinos de las comarcas de A Baixa Limia y Terra de Celanova verán retomado el próximo mes de noviembre el servicio de radiodiagnóstico en el centro de salud de la villa de San Rosendo. Así lo confirmaban ayer fuentes del Sergas, una vez que la empresa adjudicataria complete la instalación del nuevo equipo digital que mejorará la operatividad y productividad del servicio, que se vio interrumpido en el verano de 2019 con la avería del aparato existente.

Los residentes en estas dos comarcas tienen que desplazarse desde entonces al Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUOU) para la realización de radiografías, con los perjuicios que este hecho acarrea a la población, más tras la declaración de la pandemia del coronavirus. "Hace más de un año que estamos sin el y por fin lo instalaron, pero falta ponerlo a funcionar", señalaba Isabel Gil, médica y diputada provincial socialista, quien insistía en la urgencia de poner en marcha un equipo "imprescindible" para dar un óptimo servicio asistencial a los vecinos y evitar los desplazamientos al CHUO. "Antes se hacían entre 20 y 30 placas al día, ahora no se mandan ni la tercera parte a Ourense", dijo Gil, haciendo referencia a la situación epidemológica actual.

El estado de alarma de marzo ralentizó la tramitación administrativa iniciada por el sergas en diciembre de 2019

Precisamente la declaración del estado de alarma ralentizó los plazos que manejaba el Área Sanitaria de Ourense, Verín e O Barco de Valdeorras para la reposición del servicio en primavera-verano de este año. El Servizo Galego de Saúde sacó a concurso la adquisición de la nueva sala digital en diciembre de 2019, que reivindicaron con insistencia los partidos políticos y también los vecinos, con 2.500 firmas recogidas, pero la paralización de los plazos administrativos retrasó la adjudicación definitiva hasta junio de este año. 

El nuevo equipamiento, valorado en 108.000 euros, es completamente digital, tanto en la  adquisición como el procesado de las imágenes de alta resolución, que se integrarán en la historia clínica electrónica y de información del paciente. Además contará con suspensión de suelo, mesa de paciente y dos detectores. La modernización del equipo, calculan desde la Área Sanitaria de Ourense, Verín e O Barco de Valdeorras, hará que la productividad de la sala se multiplique por dos, además de ser más segura para profesionales y pacientes, al contar con una pantalla de plomo, que filtrará la radiación producida por el disparo del equipo de rayos x. 

Desde el Sergas confirmaban que esta semana se terminará de instalar el equipo y se efectuarán las pruebas por parte del servicio de radiofísica, paso previo a la recepción de la obra y posterior puesta en funcionamiento.

Más en Celanova