La Región

FORMACION

El coworking forma a una veintena de emprendedores en Celanova

Celanova acoge la cuarta edición del programa, que cuenta con iniciativas empresariales variadas

El coworking forma a una veintena de emprendedores en Celanova

Servicios turísticos, aplicaciones tecnológicas, herramientas para el uso de drones o incluso temas relacionados con el sector textil. Éstas son algunas de las propuestas empresariales que participan en la cuarta edición del Espazo Cowork de Celanova, impulsado por la Consellería de Economía a través del Igape. Una "variedad de proyectos importantes", según cuenta el coordinador del programa, David Cano. 

Son, en total, 22 las iniciativas emprendedoras que participan este año. De ellas, 16 han sido planteadas por mujeres y, las seis restantes, por hombres. En cuanto a las edades de los futuros empresarios, varían entre los 28 y los 45 años, algunos con perfiles técnicos y otros con perfiles más académicos. 

"Lo que sí varía es "el grado de desarrollo de la idea". Mientras que algunos de los emprendedores acuden con sus proyectos "en una fase muy inicial", otros ya tienen su servicio o producto incluso probado. A todos ellos, los mentores les ayudan a cubrir todas las fases de la puesta en marcha de la empresa. "Les formamos en cómo detectar oportunidades y generar negocio en torno a ellas, construir un plan de marketing, un plan financiero y aprender a comunicar esas ideas", explica Cano. 

El coordinador del Espazo Corwork de Celanova lleva cuatro años vinculado al programa en la villa. En este tiempo, asegura que la mayor evolución que ha presenciado ha sido en cuanto a ese desarrollo de la idea. "En las primeras ediciones, los emprendedores traían sus ideas en fase más inicial, ahora tienen proyectos más conceptualizados".

Asimismo, también han detectado la incorporación cada vez mayor  de gallegos retornados, sobre todo desde Venezuela, que llegan a Celanova con idea de sacar adelante su proyecto empresarial ante las dificultades que presenta el mercado laboral actual.

Es precisamente este argumento el que mueve a uno de los tipos de emprendedores que recibe el coworking, según David Cano. "Hay otras que tienen un espíritu emprendedor y llevan varias iniciativas o no se habían atrevido a lanzar su proyecto". En cualquier caso, lo que es seguro es que "talento existe" y programas como éste constituyen "una forma de generar riqueza poniendo en valor todo lo que el territorio genera".