Celanova

El Curros Enríquez de Celanova recupera el patio norte para los recreos

Celanova

EDUCACIÓN

El Curros Enríquez de Celanova recupera el patio norte para los recreos

Acceso al patio norte del centro educativo celanovés, donde ya están trabajando los operarios.
photo_cameraAcceso al patio norte del centro educativo celanovés, donde ya están trabajando los operarios.
El centro educativo está siendo objeto de una obra de reforma energética por valor de 494.000 euros

Un nuevo patio reforzará los espacios educativos y de recreo exterior en el colegio de Educación Infantil y Primaria Curros Enríquez de Celanova. La nueva zona al aire libre, ubicada entre las aulas y el pabellón escolar (conocido como patio norte) llevaba años en desuso y, aprovechando el proyecto de eficiencia energética que está llevando a cabo la Consellería de Educación en el centro, se va a adaptar para el desarrollo de "xogos e recreos activos", destacaba el director del colegio, Óscar Rodríguez.

Hace tiempo que los responsables del centro educativo pretendían recuperar esta zona abandonada, de unos 200 metros cuadrados, y que ahora será dotada de un pavimento en hormigón y se cubrirá parcialmente con un tejado en forma de "L". El proyecto autonómico también incluye, en el patio de juegos de los alumnos de Infantil, el acondicionamiento de la cubierta y la renovación del pavimento existente. "Vai quedar máis preparado e máis seguro", matizaba Rodríguez.

La inversión en el centro educativo celanovés asciende a 494.000 euros y persigue mejorar la eficiencia energética a través de diferentes actuaciones, tanto en el interior como en el exterior del edificio. Los trabajos contemplan, en la fachada, la instalación de un sistema de aislamiento térmico externo (SATE), así como la mejora del aislamiento en las aulas, ya sea por debajo de la cubierta o por el falso techo, según las zonas. La obra se completará con la instalación de nuevas ventanas de carpintería de aluminio con rotura de puente térmico y doble vidrio, así como el pintado y reparación de las paredes y carpinterías interiores, así como con el abrillantamiento del pavimento de terrazo.

Incremento de la matrícula

Hace una semana que comenzaron los trabajos en el edificio,  siendo dos meses el plazo máximo de ejecución con el objetivo de que estén finalizados para el inicio del próximo curso escolar, fijado para el 10 de septiembre. Un año en el que el centro educativo celanovés verá incrementado ligeramente el alumnado, pasando de los 277 menores del 2019/2020 a las 283 matriculas previstas para el curso que viene, de los que 33 son nuevos alumnos del aula de tres años. 

En cuanto a los preparativos motivados por el covid-19, dado lo cambiante de la situación actual, desde la dirección esperarán a la publicación de las normas que se realicen en la segunda quincena de agosto para ultimar el diseño de los protocolos, grupos y aulas.

Más en Celanova