Devoción y color en el día grande de As Marabillas en Cartelle

Decenas de fieles acompañaron a la Virgen con sus coloridos ramos. (Foto: Martiño Pinal)
photo_camera Decenas de fieles acompañaron a la Virgen con sus coloridos ramos. (Foto: Martiño Pinal)
El santuario de Cartelle despidió tres días de fervor religioso y pagano por As Marabillas

La comarca de Terra de Celanova asistió ayer a una nueva jornada de devoción mariana en el marco de la festividad en honor a la Virgen de As Marabillas. El santuario de Cartelle vivió su día grande, coincidiendo con el lunes de Pentecostés, con la participación de vecinos llegados desde diferentes puntos de la comarca, así como de la ciudad de Ourense, Allariz o Cortegada.

Tras las intensas lluvias del fin de semana, ayer el sol acompañó la procesión, que se caracteriza por los enormes ramos con cintas y bolas de colores que acompañan a la Virgen hasta la gran cruz de nueve metros que mandó hacer hace 31 años un matrimonio emigrado en Venezuela. A continuación, tuvo lugar la tradicional subasta de las andas, que ayer alcanzó los 70 euros, para portar la imagen de regreso al interior del templo, donde se ofició la misa solemne.

Los festejos continuaron, por la tarde-noche, con la tradición de los vecinos de la zona de ir a cenar el pulpo a las Maravillas, amenizado, por segundo año consecutivo, por la actuación de la orquesta Olympus. La próxima cita del calendario festivo comarcal será el fin de semana en A Merca.

Te puede interesar